Peticiones de asilo en Brasil aumentan 930 por ciento en tres años

Las peticiones de asilo en Brasil aumentaron 930 por ciento entre 2010 y 2013, lo que refleja por una parte el alto índice de conflictos latentes en el mundo y por otra el interés de los exiliados por el país sudamericano.

Según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), dados a conocer este día, el año pasado Brasilia gestionó en total cinco mil 882 solicitudes, por apenas 566 peticiones recibidas en 2010.

Se espera que en 2014 el crecimiento del número de refugiados sea exponencial, pues solo en el mes de octubre el número de solicitudes alcanzó las ocho mil 300.

"El perfil del solicitante cambió a lo largo de los años, con un aumento de los pedidos hechos por sirios y una disminución de colombianos", señaló el informe presentado por la organización, que indicó que el 75 por ciento de los solicitantes son hombres.

Los datos reflejaron fielmente esta tendencia: si entre 2010 y 2012 el mayor número de pedidos fue de colombianos, en 2013 los sirios se erigieron como la mayor nacionalidad en número de refugiados (mil 524) en todo el país, sin duda debido a la guerra civil que sacude al país árabe.

Esta tendencia refleja la emergencia de Brasil, como potencia regional y la bonanza generada por una década de crecimiento económico sostenido, que ha sacado de la pobreza a más de 30 millones de personas y ha sumado decenas de millones a la clase media.

Para que Brasil acepte las solicitudes los candidatos deben demostrar "temores fundados" de que son perseguidos en sus países por cuestiones de raza, religión, nacionalidad, grupo social o ideas políticas.