Bangladesh prevé penalizar creciente tráfico de migrantes

Bangladesh anunció hoy que prevé presentar la próxima semana una iniciativa para incorporar el tráfico de migrantes como delito calificado, después que fue detenida una embarcación con cerca de 600 personas que serían traficadas a Malasia.

La marina armada de Bangladesh detuvo el barco pesquero, con bandera de Myanmar, en alta mar cuando se dirigía a Malasia, donde dejaría a 20 mujeres y niños, así como a 540 hombres, quienes según la policía serían vendidos como esclavos.

Los 14 miembros de la tripulación fueron arrestados, indicó el teniente Mostafa Kamal, comandante de la base naval bengalí de San Martín, quien confirmó la detención de la embarcación ocurrida la víspera, de acuerdo con reportes del sitio web de noticias bdnews24.

Se trató de una de las operaciones más grandes en el combate al tráfico de personas llevadas a cabo por las autoridades de Bangladesh, país que es una vía importante de tránsito y creciente fuente de víctimas.

Funcionarios locales precisaron que la embarcación -de unos 22 metros de largo- fue detenida cerca de la isla de San Martín, a unos 400 kilómetros de la capital Daca, y que los pasajeros son ciudadanos de Bangladesh y Myanmar, casi todos pertenecientes a aldeas marginadas.

Explicaron que los individuos que viven en extrema pobreza son atraídos por los círculos del tráfico de personas con falsas promesas de mejores puestos de trabajo o condiciones de vida en el extranjero, pero sólo son vendidos como esclavos o sometidos a la prostitución.

Indicaron que los casi 600 migrantes declararon que estaban siendo llevados a Malasia porque serían contratados para un buen empleo.

Cuando la policía detecta barcos llenos de gente los documenta como inmigración ilegal, pero sin indagar si se trata de personas.

Según el Centro de Información sobre Derechos Humanos de Asia y el Pacífico, las personas son vulnerables al tráfico debido a la pobreza, la discriminación, la falta de información sobre esta práctica ilegal, y la débil aplicación de las leyes en esa materia.

El gobierno bengalí indicó que tiene previsto incorporar el creciente tráfico de migrantes a través de la Bahía de Bengala como delito calificado, para lo cual presentará una propuesta en una reunión la próxima semana.

La iniciativa incluye la participación de la policía en la investigación de este tipo de casos y someterlos a proceso judicial, con penas que aún están siendo analizadas.