Denuncian pruebas de virginidad para ingresar a policía indonesia

Human Rights Watch (HRW) denunció hoy la práctica discriminaroria, cruel y degradantes de "pruebas de virginidad" para las mujeres que desean ingresar al cuerpo de la policía en Indonesia.

En un reporte, la organización defensora de los derechos humanos recopiló varias entrevistas hechas a solicitantes del sexo femenino que buscan ingresar a la policía en seis ciudades indonesias, que confirman la práctica de prueba, conocida como "la prueba de los dos dedos".

La prueba no está incluida en las lista de requisitos que las solicitantes deben cumplir para ingresar a la policía, sin embargo muchas de las reclutas entrevistadas confirmaron que fueron sometidas a dicha práctica, que calificaron como "dolorosa y traumática".

Pese a que las solicitantes que "fallaron" en la prueba de virginidad no fueron necesariamente rechazadas de la policía indonesia, HRW afirmó que dichas prácticas son discriminatorias, crueles y degradantes para las mujeres.

"El uso de la Policía Nacional de Indonesia de 'pruebas de virginidad' es una práctica discriminatoria que daña y humilla las mujeres ", indicó Nisha Varia, directora de los derechos asociados de la mujer de HRW en el reporte, difundido en la página en Internet de la organización.

Vaira consideró que las autoridades indonesias tienen que abolir de inmediato y de manera inequívoca la prueba y asegurarse de que todas las estaciones de reclutamiento de la policía en todo el país dejen de administrarla.

En su reporte la organización no gubernamental (ONG), con sede en esta ciudad, indicó que las pruebas de virginidad contradicen los principios de la Policía Nacional indonesia de que la contratación debe su personal no debe ser discriminatoria, ni violar los derechos humanos internacionales.

Las entrevistas fueron realizadas entre mayo y octubre pasados a policías, solicitantes, médicos, un evaluador de reclutamiento y defensores de los derechos de la mujer en Yakarta, capital indonesia, y las ciudades de Bandung, Padang, Pekanbaru, Makassar, y Medan.

Human Rights Watch descubrió que con la llamada "prueba de dos dedos", las reclutarores buscan para determinar si el himen de las solicitantes femeninas están intactos, por lo que "las mujeres casadas no son elegibles para el trabajo".

"Entrar en la sala de examen prueba de virginidad fue realmente molesto. Temía que después de realizarme la prueba dejaría de ser virgen. Realmente me dolió mucho. Mi amiga incluso se desmayó", relató una policía indonesia.

Yefri Heriyani, director del grupo de los derechos de la mujer Nurani Perempuan en la ciudad de Padang, en Sumatra Occidental, dijo a HRW que ha encontrado numerosos solicitantes a la policía de sexo femenino que quedaron taumatizadas por las pruebas de virginidad.

Human Rights Watch destacó que además de Indonesia ha documentado el uso de abusivas "pruebas de virginidad" para ingresar a la policía en otros países del mundo, entre ellos Egipto, India y Afganistán .

HRW recordó que la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y otros tratados prohiben la discriminación contra las mujeres, por lo que y debido a que los hombres no se someten a ella, la práctica constituye una discriminación contra las mujeres.