Secuestro de general debilita diálogos de paz: Ingrid Betancourt

El secuestro del general Rubén Darío Álzate, por parte de un comando rebelde, "debilita el proceso de paz y le da insumos" a los enemigos de los diálogos en La Habana, aseguró hoy la exrehén de las FARC, Ingrid Betancourt.

La ex dirigente política y excandidata a la presidencia de Colombia, quien reside en el exterior desde que fue rescatada en la operación Jaque en EL 2008, hizo este planteamiento en una entrevista telefónica con la cadena privada Caracol Radio.

"El general es una víctima y lo deben liberar lo más pronto posible, es necesario continuar avanzando en el proceso y no darle insumos a los detractores del proceso, siempre se dicen muchas cosas y se especula, pero lo más sensato es esperar a ver qué dice la guerrilla y el general", dijo.

Betancourt, estuvo más de seis años en poder de las FARC, y se convirtió en el principal referente de los centenares de secuestrados del grupo guerrillero, después de la ruptura de los diálogos de paz en el 2002 por parte del gobierno de entonces el conservador Andrés Pastrana (1998-2002).

El general Álzate fue retenido en la tarde del domingo pasado por guerrilleros de las FARC en el departamento del Chocó, junto a otro militar y una abogada que acompañaban al alto oficial a un caserío en una zona de fuerte influencia insurgente.

El secuestro de los dos militares y la jurista llevó al presidente Juan Manuel Santos a suspender los diálogos en La Habana, y condicionarlos a la liberación de los tres secuestrados del domingo y dos soldados más retenidos la semana pasada en el sur-oriente de Colombia.