Reina Máxima de Holanda viaja de incógnito a Argentina

La Reina Máxima de Holanda viajó de urgencia y de incógnito a Buenos Aires para visitar a su padre, Jorge Zorreguieta, quien está internado por una leucemia.

Máxima llegó el sábado pasado en un vuelo comercial, pero acompañada de escoltas oficiales y sólo permaneció durante 36 horas en el país, debido a que tenía que volver a Holanda para cumplir con sus obligaciones como monarca.

La esposa del Rey Guillermo estuvo la mayor parte del tiempo en la clínica donde está internado su padre en estado grave.

Jorge Zorreguieta es un empresario de 86 años que no puede participar de las actividades del reinado de su hija por sus vínculos con la última dictadura militar argentina (1976-1983).

Fotos publicadas en la edición de la revista Caras, que comenzó a circular este martes, mostraron a la madre de Máxima, María del Carmen Cerruti, a su llegada al hospital con bolsas de plástico con bebidas y alimentos para ella y para su famosa hija.

Esta es la segunda vez que Máxima viene de improviso a Buenos Aires, ya que el primer viaje lo realizó en septiembre pasado, pero para celebrar precisamente el cumpleaños número 70 de su madre.

También en aquella ocasión permaneció aquí menos de dos días y se mantuvo alejada de la prensa, ya que no hubo información oficial sobre su agenda.