Importación de petróleo argelino revela fracaso de Venezuela

La primera importación de petróleo en toda la historia de Venezuela representa el mayor fracaso de la gestión del presidente Nicolás Maduro, coincidieron hoy dirigentes políticos de la oposición.

"Luego de más de una década con superávit de ingresos por la venta de petróleo nada justifica la importación de ese rubro", precisó el diputado Antonio Barreto Sira, miembro de la comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional (Congreso Unicameral).

Destacó a Notimex que el tema de la importación de petróleo de Argelia, por parte del gobierno venezolano, tiene que ser discutido y analizado en la Asamblea Nacional para que todos los venezolanos conozcan los pormenores de este "insólito hecho".

El mes pasado, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA comenzó a importar crudo de la variedad Saharan Blend de Argelia, por primera vez en la historia y el propósito sería poder incrementar así las ventas del petróleo extra pesado que produce en la Faja del Orinoco.

Aunque Venezuela tiene las reservas de crudo más grandes del mundo, PDVSA ha estado comprando volúmenes cada vez mayores de derivados petroleros refinados, como gasolina pesada, para mezclarlos con el pesado producto que extrae de la Faja.

"La mezcla se hace para hacer que el producto extraído sea exportable, mientras la producción de petróleos de densidad media y liviana disminuye, lo cual le ha impedido a la empresas cumplir sus compromisos internacionales", explicó el legislador Barreto.

"Es de tal magnitud el desastre en PDVSA que ahora mismo la empresa ha comprado de emergencia ocho embarques de gasolina y diesel debido a las fallas eléctricas en las refinerías de Cardón y Amuay, y así poder cubrir la demanda", denunció Barreto Sira.

El diputado Luis Astudillo, del partido opositor Movimiento al Socialismo (MAS), señaló que luego de un siglo de extracción y exportación de petróleo Venezuela está comprando hoy crudo a otro país, hecho que en su opinión nunca se imaginaron los venezolanos.

"La producción de petróleo liviano y extra liviano por parte de PDVSA disminuyó ostensiblemente, por cuanto dejó de realizar las inversiones necesarias para su crecimiento, pese haber contado con recursos más que suficientes para hacerlo", sentenció.

Astudillo agregó que este gobierno manejó por más de una década un alto superávit generado por los altos precios del petróleo en el mercado mundial, lo cual no justifica que ahora esté hablando de reducción de costos de la estatal petrolera.

"Amenazaron al país con la venta de CITGO, y retrocedieron, después pretendieron aumentar la gasolina y se asustaron; no obstante ahora están convirtiendo a Venezuela en un país de exportador a importador de petróleo, lo que demuestra que destruyeron a PDVSA".

Aseveró que el gobierno terminó de malgastar los recursos por ingresos de la venta del crudo dejando a Venezuela sumergida en el caos del desabastecimiento, la inflación y la inseguridad.

"El gobierno no se preparó para las épocas de las "vacas flacas" y malbarató los multimillonarios ingresos que la nación obtuvo por razón de la venta de petróleo con precios por encima de los 100 dólares por barril".

Astudillo recalcó que los presupuestos de los últimos años han sido elaborados con un ingreso petrolero por debajo de los 60 dólares, es decir que durante años presupuestariamente Venezuela ha tenido un superávit de 40 a 50 dólares por barril, pero desaparece el dinero.