Alianza del Pacífico es para España oportunidad de inversión

La Alianza del Pacífico representa una oportunidad para las inversiones españolas, interesadas en asentarse en los cuatro países que la conforman, y en las que quieren llegar a mercados asiáticos, coincidieron hoy aquí representantes de la misma.

En la jornada "La Alianza del Pacífico: socio estratégico para la empresa española" organizada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), diplomáticos de México, Chile, Colombia y Perú resaltaron los resultados de este proyecto.

La embajadora de México en España, Roberta Lajous, recordó ante empresarios españoles que la alianza que los cuatro países suman una de las áreas más abiertas del mundo "y ese es el compromiso que les une, con el comercio internacional y el estado de Derecho".

Recalcó que el éxito de la alianza se basa en sus resultados, "y en su pragmatismo" para avanzar conforme le es posible en cada área de integración que se han propuesto como economías exportadoras.

Señaló que la alianza representa el 37 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina, los miembros tienen un crecimiento promedio anual de 3.6 por ciento, y que sumado sería la octava economía mundial.

En materia de inversión, subrayó que suman 83 mil millones de dólares en recepción de flujos de inversión, con un portafolio de cuatro mil 590 proyectos de 2000 a 2013.

El embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo, comentó que la alianza "no es una amenaza para nadie" y "no se basa en aventuras populistas", sino que es una plataforma de convergencia y articulación en la que los empresarios son un incentivo para que avance.

Refirió que "los cuatro países tienen claro que el objetivo es generar bienestar social" y afrontar "lo que sigue siendo la desigualdad que es la falla de América Latina y por ello se trata de reducir la pobreza".

Consideró que la alianza "es un caso de éxito y el compromiso es que lo siga siendo, no dejarlo deteriorar; se dejaría deteriorar si se deja el espacio a megalómanos o se convierte en un escenario de burocratización".

El encargado de negocios de la embajada de Perú en España, Francisco Rivarola, explicó que la alianza genera el 50 por ciento del comercio regional, pero además "crea condiciones para sociedades democráticas, porque incentiva la creación de las clases medias".

"La mejor carta de presentación de la alianza son sus resultados. No es un bloque ideológico ni confrontacional, sino compatible a otros esfuerzos de integración regional; es también una plataforma de cooperación", aseveró.

El ministro consejero de la embajada de Chile en España, Francisco Fuenzalida, resaltó los avances de la alianza en materia de aranceles, el impulso de la ventanilla única para facilitar el comercio exterior, así como favorecer a las pequeñas y medianas empresas exportadoras.

En este acto, el director de Comercio Internacional e Inversiones de la Secretaría de Estado español de Comercio, Antonio Fernández-Martos, apuntó que la alianza "es una plataforma para que las empresas españolas puedan llegar también al Pacífico y Asia".

Enfatizó que España, además de ser país observador de la iniciativa regional, tiene relaciones de libre comercio con los cuatro países y el stock de inversión sumado es de 48 mil millones de euros.

Agregó que la asignatura pendiente es elevar la inversión de esos cuatro países en España, en la que destaca México, con un acumulado de 18 mil millones de euros durante los últimos años.