Presidente venezolano pide pacto contra "oligarquía parasitaria"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llamó hoy a la clase obrera a suscribir "un pacto de sangre para tirar una ofensiva socialista" contra la "oligarquía parasitaria".

Maduro dijo, sin embargo, que esta ofensiva debe ser la fuerza rectora y "pacificadora de la patria".

"Yo no vine a este congreso a tirar discursos para tener aplausos de ustedes, yo vine a sellar un pacto de sangre con la clase obrera para tirar una ofensiva socialista", precisó en un acto transmitido en cadena nacional de radio y televisión.

Maduro clausuró el Primer Congreso Nacional de Trabajadores revolucionarios, a quienes señaló que debe ser "la fuerza dirigente, rectora, integradora, unificadora y pacificadora de la patria", pero evitar caer "en manos de la oligarquía parasitaria".

Tras enfatizar que "no es con medias tintas que se va a lograr la conspiración", recalcó que su gobierno asumirá las medidas necesarias para estabilizar definitivamente la economía de la patria.

Al respecto, destacó que "aquí está presente en pleno, el Consejo de Ministros revolucionario del Gobierno bolivariano. Venimos a asumir compromisos, a sellar un pacto de vida, de trabajo, no es cualquier momento en la historia que estamos viviendo".

Maduro aprobó todas las propuestas que hicieron los trabajadores bolivarianos, de quienes dijo, "son el centro mismo de la revolución, sin trabajadores no hay patria, no hay vida, no hay economía, no hay revolución posible, y menos revolución socialista".

Añadió que el desarrollo económico y social de Venezuela, sólo es posible con una clase obrera consciente, que asuma de manera creciente su papel de conductora, de integradora de la sociedad.

Tras recalcar su confianza en la capacidad y el equilibrio que tiene la clase obrera "que sí sabe lo que es trabajar", advirtió, "que nadie se equivoque en este país, que aquí está la clase obrera, preparada con su gobierno" para accionar en la protección del país.

Luego de casi dos horas de discursos, y anuncios de programas y creación de instituciones financieras para los trabajadores, Maduro llamó la atención a una grupo de personas que se disponían a retirarse del acto realizado en el Poliedro de Caracas.

"¿Estamos o no comprometidos? ¿Estamos o no haciendo un pacto de sangre para el futuro de la patria? ¿Entonces qué pasa? ¿Dónde está la disciplina?", planteó.

Maduro increpó a quienes salían: "¿o es que ustedes me van a exigir a mí que le eche bolas (ganas) todos los días, y ustedes se van a parar en una asamblea?".