Beltrán admite que es difícil competir con efecto Paola Longoria

Álvaro Beltrán tiene 20 años como seleccionado nacional de racquetbol y es campeón defensor de la disciplina en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, pero admite que es complicado competir con el "efecto Paola Longoria".

El Centro de Raqueta de la Unidad Deportiva Leyes de Reforma ha registrado llenos durante los tres días que van de actividades de este deporte. A primera hora de la jornada se han efectuado los partidos de singles femenil, donde las mexicanas Samantha Salas y Paola Longoria han atraído las miradas, pero una vez que siguen los hombres las gradas se vacían.

"Es el fenómeno de Paola (Longoria) ahorita en México. Sabemos que ayuda al racquetbol. Esperemos que en una de esas la misma prensa se empiece a quedar para los (juegos de) hombres, porque el juego de los hombres es muy espectacular también", expuso en entrevista con Notimex al final de su partido de este lunes donde salió victorioso.

"Lo único que podemos hacer es ganar, ganar. No podemos usar falda. Ganar medallas y seguir haciendo nuestro trabajo. Esperemos que nos apoye de igual manera la prensa", expuso quien es el monarca defensor de este deporte en la categoría de singles.

Beltrán y Daniel de la Rosa en singles, así como el propio Beltrán en mancuerna con Javier Moreno en la competencia de dobles, marchan con paso perfecto en los Juegos Centroamericanos de Veracruz 2014 y aspiran a coronarse para colaborar en las previsiones de que México ganará seis oros en esta disciplina, pero lo han hecho sin tanta atención de público y prensa.

"Es el sueño de todos llegar invictos hasta la final y ganar todas esas medallas de oro. Llevo desde 1998, estos son mis quintos juegos centroamericanos y estoy defendiendo el oro que gane en Mayagüez 2010", indicó el racquetbolista, quien aseveró que está contento con el apoyo del público.

"Los voluntarios, el staff, todo mundo nos ha tratado muy bien. La gente que viene a ver los partidos se está haciendo pesar. En los momentos en los que perdemos la concentración, la gente te motiva y te inyectan energía", señaló.

"Ahora estoy jugando en pareja, es la primera vez que lo hago. Es una estrategia diferente. En singles los aciertos y los errores los cometes tú, y en dobles hay veces que no estás muy efectivo y te puedes apoyar en tu pareja, pero también si tu pareja no anda muy bien te puede afectar".

El seleccionado nacional tiene un concepto muy particular de este deporte en la modalidad de dobles. "Me encanta jugar dobles. Para mí es como el postre del racquet, porque es muy divertido estar con un compañero y amigo en la cancha".