Recursos forestales, entre la reforestación y el aprovechamiento

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) se pronunció por un mayor aprovechamiento de los recursos forestales en el país y erradicar la creencia de que los árboles deben mantenerse a perpetuidad.

De acuerdo con el coordinador general de planeación e información de la Conafor, Enrique Serrano, los árboles también tienen un ciclo de vida y cuando éste llega a su fin se convierten incluso en un peligro para el resto de la especie.

En entrevista, indicó que si bien es importante la reforestación y conservación de bosques, en el sector forestal existe un gran potencial de desarrollo económico que puede impulsar a las comunidades cercanas a través de su debido aprovechamiento.

Por ello, destacó la urgencia de incrementar y agilizar los permisos de aprovechamiento forestal para impulsar el desarrollo de ciertas comunidades en el país.

Consideró necesario revisar el marco jurídico en el tema para acelerar las autorizaciones y no mantengan "atorado" el incremento de la producción.

"En el tema del aprovechamiento forestal sustentable, que es la actividad más importante dentro del sector forestal, implica contar con un permiso de aprovechamiento al tiempo que la Conafor prevé aumentar la producción forestal de seis millones de metros cúbicos actualmente, a 11 millones de metros cúbicos en 2018", expresó.

Para lograrlo, reiteró, es necesario revisar el marco jurídico para acelerar el incremento de la producción, lo que implica tratar de romper ciertos paradigmas de la administración pública para facilitar la autorización y aprovechamiento de estos recursos.

Enrique Serrano resaltó que por primera vez en muchos años, el sector forestal del país está en la agenda del gobierno federal, como una forma de armonizar y alinear las políticas públicas relacionadas con la producción en el sector primario.

Aclaró que la visión de la Conafor es de sustentabilidad y "parte de la idea de que tenemos que hacer un manejo integral de la superficie que tenemos en nuestro país que tiene que ver con la producción agrícola, ganadera y forestal a la vez".

Esto, anotó, para que el impacto que se tenga incremente no sólo la producción y la productividad, sino que la diversificación productiva y a la vez que permita proteger y conservar los recursos naturales y tratar de incidir en la población objetivo que es la que depende del campo.

Sostuvo que el desarrollo forestal puede ser un círculo virtuoso que se genera a partir de las acciones de política pública del sector rural, donde por definición se consiguen las actividades productivas y forestales.

Aseguró que la actividad forestal es una actividad productiva por naturaleza "que no está peleada con la conservación de los productos forestales".

En este sentido, planteó la necesidad de ver a la actividad forestal como una actividad de oportunidad, no solamente en el sentido de conservar, sino de aprovechar y hacer uso de ella, obtener un beneficio social y económico, y con ello proveer los recursos ambientales que la sociedad demanda.

Planteó que la única forma de mitigar el cambio climático, que ya es una realidad en el país, es la reforestación y acrecentando la vegetación, además de revisar la visión del "no a la tala de árboles" porque los árboles ya muertos son un peligro.

"Un árbol muerto en un bosque viejo decrépito es un riesgo para un incendio, para el ataque de una plaga, de una enfermedad", expuso.

Refirió que México cuenta con 138 millones de hectáreas de vegetación forestal, de las cuales 25 por ciento corresponde a bosques de clima templado-frío, que son los de montaña, pero también hay un potencial en las selvas sub-húmedas, donde hay un potencial considerable "que podríamos aprovechar de manera sustentable a favor de la gente que vive en esos bosques y selvas, quienes por cierto, viven en condiciones de mucha marginación".

Entonces, la única forma de hacer que estos bosques se aprovechen sustentablemente y les agreguen valor es que la gente obtenga un beneficio de ellos porque al hacerlo, ellos mismos los van a cuidar y a conservar, puntualizó.