Presidente de Argelia sale del hospital en Francia

El presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, abandonó hoy el hospital privado de la suroriental ciudad francesa de Grenoble al que ingresó hace dos días, y de inmediato emprendió el viaje de regreso a su país.

Las razones de su hospitalización se desconocen, pero la salud del mandatario de 77 años es débil desde que sufrió un derrame cerebral en 2013, aunque las autoridades argelinas mantienen bajo reserva la información al respecto.

La policía francesa confirmó que Buteflika salió de la clínica después del mediodía de este sábado, a bordo de una ambulancia escoltada por numerosos vehículos, y se dirigió hacia el aeropuerto de la ciudad.

El veterano líder argelino llegó discretamente a Grenoble el pasado jueves e ingresó al nosocomio, pero su hospitalización fue dada a conocer apenas la víspera, aunque sin precisar los motivos.

En Argel, el gobierno ha guardado silencio sobre el tema, al igual que la dirección del hospital de Grenoble, de acuerdo con reportes del periódico francés Le Figaro.

El diario regional Le Dauphiné Libéré reveló la presencia de Buteflika en Grenoble, lo que más tarde fue confirmado por fuentes oficiales francesas.

El rotativo señaló que el presidente argelino fue admitido en el servicio de cardiología y enfermedad vascular de la clínica.

El año pasado, el jefe de Estado argelino permaneció durante más de tres meses en el hospital militar de Val-de-Grace en París, tras sufrir un accidente cerebrovascular, y desde entonces sólo ha aparecido públicamente pocas veces.

Buteflika, quien ha gobernado Argelia desde 1999, fue visto en público en Argel en marzo pasado, cuando se presentó en silla de ruedas a registrar su candidatura para un cuarto mandato, lo que alimentó las especulaciones sobre su verdadero estado de salud.