Suicidio entre mayas precolombinos era considerado un honor

El suicidio entre los mayas precolombinos era considerado como un honor, ya que entregaba lo máximo que tienen los hombres a sus dioses, es decir, la propia vida, señaló el investigador Lázaro Tuz Chi.

En entrevista con Notimex, el investigador de la Universidad Oriente dijo que la práctica suicida de los mayas precolombinos "correspondía a un orden social y también a uno sagrado".

Citó que en la península de Yucatán, esta practica principalmente se realizaba por ahorcamiento y aunque es carente de ritualidad, aún se replica con mucha frecuencia entre los mayas modernos.

En el pensamiento occidental, expuso, el suicidio es una opción terrible, siempre se preguntan las personas "¿Cómo se les ocurre quitarse la vida? Dios ha dicho que no es bueno, ¿Cómo es posible que un hombre piense quitarse la vida y decir que es bueno?".

"En el pensamiento maya por el contrario es un honor, porque estamos representando la entrega de lo máximo, lo mejor que tiene un hombre para sus dioses, la vida, pero lo españoles no lo pudieron concebir y consideraban que estaban locos.

"Según los relatos del siglo XVI, los mayas acostumbraban ahorcarse de los árboles más significativos, por ser sagrados, como son el ceibo o el pich, les gustaba colgase de esos porque decían que con ello alcanzaban la gloria", afirmó.

En el cielo, detalló Tuz Chi, habita Xtab, la señora y diosa del suicidio y a la cual en los códices la encontramos inclinada con una soga al cuello y la lengua afuera, su postura también simboliza la recepción de espíritu o la entrega del alma.

Indicó que pese a su representación gráfica y concepción occidentalizada, se consideraba a Xtab como una diosa benévola, era un "huay", es decir, un ente sagrado que acompaña al hombre y a su vida.

Hoy, apuntó, en las comunidades rurales e incluso en las ciudades, cuando se informa sobre un suicidio, la respuesta automática es "que pena y tristeza, tenía el demonio dentro, pero a la luz de la cultura ancestral, esto es sólo es un paso para el inframundo maya, el sitio al que esperan llegar".