Avanza sistematización de obra completa de Miguel Bernal Jiménez

Aunque el proyecto para trasladar los restos del director de coro y orquesta, compositor, organista y musicólogo Miguel Bernal Jiménez (1810-1956) a la Rotonda de los Hombres Ilustres se encuentra detenido actualmente, "se ha avanzado sustancialmente en la sistematización, catalogación y digitalización de su amplia obra".

Así lo informó la directora del Festival de Música de Morelia, Verónica Bernal Vargas, quien señaló que con el objetivo de colocar en su justa dimensión al maestro Miguel Bernal Jiménez y su legado, "en la edición 2015 del festival se presentará la edición completa de su música coral, y en 2016, la edición completa de su música orquestal".

En entrevista con Notimex, Bernal Vargas dijo que el personaje que da nombre al festival en este momento es objeto de un meticuloso estudio. "Debido a que su archivo abarca más de 250 obras, el trabajo es intenso. Hasta hoy hemos revisado el 20 por ciento del total y poco a poco iremos completando la edición", señaló la estratega del encuentro.

Subrayó que ese trabajo, titánico desde cualquier arista que se le observe, es encabezado por la maestra Lorena Díaz Núñez. "Es la más grande biógrafa y entrañable amante de la obra de Bernal Jiménez, alguien que sin haberlo conocido se le observa siempre con una gran pasión y entrega hacia el trabajo del maestro".

Desde la perspectiva de la entrevistada, Miguel Bernal Jiménez fue alguien que supo entender que el mexicano es producto de un mestizaje. En todas sus composiciones habla, además de nuestra raíz prehispánica, del arribo de los españoles a América y, sobre todo, se refiere a la armonía que se dio durante la Conquista, lo que hoy nos hace mexicanos".

Bernal Vargas recordó que el profesor y organista trabajó contracorriente, "porque en sus años hablar de la herencia española era increíble. Ese es el gusto que nos da, pues a pesar de los obstáculos que halló en su entorno, fue un poderoso defensor de sus convicciones". En esa característica, aseguró, radica la grandeza de su obra.

Reconoció que, sin embargo, los autores, compositores, instrumentistas, directores y artistas inscritos en el quehacer musical que cada año son invitados por el festival, en su mayoría, desconocen la grandeza de Bernal Jiménez y su herencia musical. "Preparamos las ediciones para que incluyen a Miguel Bernal en sus propios repertorios".

Verónica Bernal Vargas adelantó a Notimex que no solo habrá de preparar próximas ediciones con la música coral y orquestal de Bernal Jiménez, sino con la de otros autores mexicanos más, para que ésta llegue hasta el último rincón del mundo. "Difundiremos a todos los compositores el país, vivos y muertos".

Lorena Díaz Núñez ha publicado que el musicólogo católico Bernal Jiménez nació el 16 de febrero de 1910 en Morelia, Michoacán y murió en León, Guanajuato el 26 de julio de 1956. En 1917 ingresó al Colegio de Infantes de la Catedral de Morelia y en 1920 al Orfeón Pío X, llamado luego Escuela Superior de Música Sagrada, en donde obtuvo la Licencia Gregoriana en 1927.

Al año siguiente se trasladó a Roma para estudiar en la Pontificia Scuola Superiore di Musica Sacra, y entre 1929 y 1933 obtuvo las maestrías en Composición Sacra, Canto Gregoriano y Organo. A su regreso a Morelia en 1933 fue organista de la Catedral de Morelia, profesor en la Escuela Superior de Música Sagrada y en la Escuela Popular de Música de Morelia.

Entre 1938 y 1945 dio a conocer el archivo musical del Colegio de Santa Rosa de Santa María de Valladolid (Siglo XVIII), fundó y dirigió la sociedad Amigos de la Música, la revista de cultura sacro-musical Schola Cantorum, el Coro de los Niños Cantores de Morelia y el Conservatorio de las Rosas.

De 1952 a 1956 fue decano de la Facultad de Música de la Universidad de Loyola, en Nueva Orleáns. Su catálogo cuenta con 251 registros, entre música vocal e instrumental, sacra y profana, y eso lo hace el máximo representante de la música sacra en el siglo XX.

Encabezó el nacionalismo sacro, aunque también compartió la estética del nacionalismo laico. Parte de su vida transcurrió en un ambiente de conflicto religioso, y por ser un católico activo no perteneció al nacionalismo oficial. Escribió numerosos artículos y varios libros