El Salvador recuerda a jesuitas a 25 años de su asesinato

La Universidad Centroamericana (UCA) conmemorará hoy 25 años de la masacre de seis sacerdotes jesuitas en El Salvador, con actividades culturales, religiosas y jornadas de reflexión sobre la vida de estos mártires asesinados por militares.

Comunidades pobres de El Salvador, estudiantes y delegaciones religiosas de varios países asisten a la exposición de alfombras alusivas a los religiosos, torneos deportivos, proyección de películas y al foro "El tránsito de la guerra a la paz en El Salvador".

Según el programa de actividades, la noche de este sábado se realizará la tradicional vigilia y procesión de los farolitos, que recorrerá instalaciones de la Universidad Centroamericana, y luego se oficiará una misa en memoria de los sacerdotes jesuitas.

El domingo, día en que se conmemora la efeméride, se ofrecerá una misa en honor al también asesinado arzobispo Oscar Arnulfo Romero en la Catedral Metropolitana y se desarrollarán otras actividades.

El director de Proyección Social de la UCA, Omar Serrano, dijo a periodistas que la mejor manera para recordar a los jesuitas asesinados es continuar con su ejemplo de lucha por la justicia y la paz en el país.

Los seis sacerdotes, entre ellos cinco españoles y un salvadoreño, así como dos colaboradoras, fueron masacrados por el batallón de élite Atlacatl el 16 de noviembre de 1989, en plena ofensiva guerrillera denominada "Hasta el tope".

Tras la presión de la comunidad internacional, un tribunal salvadoreño condenó a inicios de la década de 1990 a varios militares por la horrenda matanza que conmovió al mundo, sin embargo una amnistía los dejó en libertad.

Autoridades judiciales nunca investigaron a los responsables intelectuales de la masacre, aunque la comunidad jesuita acusó a exjefes militares de haber planificado el múltiple crimen y al entonces presidente Alfredo Cristiani de encubrirlos.

El exrector de la UCA, José María Tojeira, reiteró la denuncia y dijo que la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernaba en ese entonces, nunca ha querido asumir la responsabilidad en el caso jesuita.

Recordó cómo en aquella época, el gobierno organizó toda una campaña en Radio Nacional e incitaban a matar a los sacerdotes de la UCA, en especial al rector, Ignacio Ellacuría, a Martín Babó, a Segundo Monte y otros religiosos.

"Los jesuitas no estaban metidos en la guerra, sino en la construcción de la paz que en tiempo de guerra era una amenaza para ellos (el gobierno y los militares)", manifestó Tojeira.

La justicia española procesa a una docena de militares salvadoreños por el caso jesuita para dar con los responsables de la autoría intelectual, luego de una petición de las familias de las víctimas, ante la negativa de El Salvador a investigar.