Recomiendan a UE negociar adhesión de Serbia y asociación con Kosovo

La Comisión Europea (CE) recomendó hoy el inicio de las negociaciones para la adhesión de Serbia a la Unión Europea (UE) y para el establecimiento de un Acuerdo de Asociación y Estabilización con Kosovo.

Esta determinación de la CE ocurre tras el histórico pacto cerrado el pasado viernes por los dos países balcánicos para normalizar sus relaciones.

"Serbia y Kosovo han probado que pueden centrarse en el futuro en lugar de permanecer atrapados en el pasado. Ambos merecen avanzar en sus perspectivas hacia la UE", afirmó el comisario europeo de Ampliación, Stefan Füle.

En su informe sobre los progresos de los dos países en el marco de su candidatura a la UE, el Ejecutivo europeo consideró que Serbia "ha cumplido la prioridad clave de dar pasos para una mejora visible y sostenida de sus relaciones" con su antigua provincia de Kosovo, independizada en 2008.

Además, "ha dado un impulso a las reformas en áreas clave, como el estado de derecho, la reforma judicial y la política anticorrupción, la independencia de instituciones clave, la libertad de medios, la política antidiscriminación, la protección de las minorías y el entorno empresarial".

Respecto a Kosovo, Bruselas afirmó que "ha cumplido todas las prioridades identificadas a corto plazo", entre ellas los pasos "muy significativos" que ha dado hacia "una mejora visible y sostenida de sus relaciones con Serbia".

No obstante, señaló que "la UE espera que las dos partes, dentro del espíritu del nuevo entendimiento/relación entre ellos y sin prejuicio a las posiciones sobre el estatus de Kosovo, continuarán trabajando de forma adicional para la normalización de las relaciones entre ellos".

Uno de los puntos en los que la mancomunidad quiere ver progresos es en la integración y participación de Kosovo en organismos internacionales, como las Naciones Unidas (ONU), vetado actualmente por Serbia y sus aliados.

Los gobiernos de los Veintisiete decidirán en su próxima cumbre, en junio, si acatan las recomendaciones de Bruselas e inician ambas negociaciones.