PRI de Guerrero reporta cuantiosos daños a sede estatal

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) del estado de Guerrero reportó cuantiosos daños a su sede directiva, ocasionados durante la manifestación de estudiantes normalistas y maestros.

La Subsecretaría de Protección Civil del estado indicó que los manifestantes prendieron fuego a las instalaciones de la dirigencia estatal del PRI en Chilpancingo y se enfrentaron con elementos del grupo antimotines dejando seis personas lesionadas.

Los estudiantes normalistas y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero(CETEG), acudieron a las instalaciones de la dirigencia estatal priista para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos desde el 26 de septiembre en Iguala.

La sede del PRI se ubica en la avenida José Francisco Ruiz Massieu, donde ingresaron y causaron destrozos, realizaron pintas y le prendieron fuego a siete oficinas.

Los trabajadores fueron desalojados a tiempo y el dirigente estatal del partido, Cuauhtémoc Salgado, dijo que retenían a tres personas, pero después del diálogo fueron liberadas.

En declaraciones a la prensa, indicó que el partido interpondrá una denuncia penal por los daños que ocasionaron los maestros de la CETEG y normalistas, quienes también hace un año causaron daños al inmueble.

Comentó que los estudiantes y maestros no dieron acceso al personal de bomberos para sofocarlo y tuvo que acudir un grupo de policías antimotines para replegar a los manifestantes.

Pidió que el gobierno del estado tienda canales de comunicación, pues no se trata de reprimir, ya que están causando daño en todo el estado, principalmente en Chilpancingo y en Acapulco.

Al lugar llegaron elementos del grupo antimotines, quienes replegaron a los maestros y estudiantes, para dar acceso a las unidades de bomberos de la Subsecretaría de Protección Civil y sofocar el incendio.

Los maestros y estudiantes, al sentirse replegados, empezaron a lanzar piedras y cohetones, bombas molotov y se enfrentaron a golpes, palazos y tubazos con los policías.

Durante los disturbios, la Subsecretaria de Protección Civil del estado reportó y atendió a seis personas lesionadas.

Los inconformes se trasladaron posteriormente al zócalo de Chilpancingo y mantienen cerrada la circulación alrededor del Palacio Municipal y la plaza primer Congreso de Anáhuac, donde atravesaron vehículos.

En tanto, el dirigente estatal del PRI en el estado, Cuauhtémoc Salgado informó que las instalaciones del comité municipal del partido en Tlapa también fueron destruidas y quemadas por maestros cetegistas.

Refirió que se envió un comunicado a las 81 oficinas municipales del PRI para pedir a los miembros y empleados que tomen sus precauciones.

Por otra parte, la Subsecretaría de Protección Civil del estado reportó que los 20 policías estatales, que fueron lesionados ayer durante la trifulca con normalistas y maestros de la CETEG en Acapulco, se encuentran estables y todos fueron dados de alta.