México requiere norma general en cultura para impulsar institutos

México requiere de una norma general en materia de cultura que pueda ser asumida por estados y municipios respetándose su cuerpo y estructura, que permita impulsar institutos culturales con autonomía operativa y económica, afirmó Víctor Borges Caamal.

Al participar en el 1 Congreso Cultural y Economías Creativas en esta ciudad, el contralor general del Poder Judicial de Veracruz destacó que estos objetivos se dificultan al tomar en cuenta que en México existen unas 300 normas que se refieren a cultura.

Dijo que el concepto normativo en el tema de la cultura no obedece a un programa específico de desarrollo con una visión de largo plazo, pues se han ido confeccionado leyes cada vez que se considera que hay una necesidad específica y eso hace que haya una gran conjunto de normas que impiden una aplicación eficaz.

Durante su ponencia "Las Leyes de la Cultura", el funcionario veracruzano destacó la necesidad de "constituir en los estados y en federación misma, organismos constitucionalmente autónomos para que garanticen la participación democrática de los ciudadanos en la elaboración de los programas culturales".

Además, "se haga un esfuerzo desde el punto de vista jurídico para tratar de alejar un poco la política cultural de los tintes partidistas que hoy los han caracterizado, para efecto de tener unos programas y una visión de largo plazo para el desarrollo cultural del país y de los estados".

Borges Caamal opinó que para convertir esta propuesta en realidad se puede pensar en conceptos como la creación de una legislación única, pero como hay varios matices en las entidades, pudiera avanzarse más bien en la forma de legislaciones tipo.

Es decir, continuó, que haya una norma general a partir de la cual se desprenda una con las particularidades de las entidades, pero llevando un mismo cuerpo, una misma estructura, una misma concepción y esto podría servir para superar esta muy diversa legislación que existe en el país y en los estados.

Refirió que en Yucatán, en materia de cultura o vinculada a ella, hay 11 leyes y aproximadamente en el país 300, sólo para la federación hay otras 10, más los tratados internacionales que México ha suscrito y está obligado a respetar.

Esta norma, dijo, debe centrarse en el texto constitucional como son el respeto a la pluriculturalidad, ya que somos una nación, más bien somos un conjunto de naciones integrados en un solo país.

"Tenemos que introducir algunos elementos para hacer realidad nuestros derechos culturales establecidos en el texto constitucional", como el respeto a las tradiciones, a la formación de productos culturales acordes a cada una de las idiosincrasias".

Lo que se propone es que las instituciones de cultura sí formen parte del estado, pero no vinculado directamente con el gobierno, que haya más participación social, de las comunidades culturales que puedan impulsar programas culturales con cada una de las poblaciones, apuntó el contralor.