Acusa Abbas a Israel de encender "guerra religiosa"

El presidente palestino Mahmoud Abbas, acusó hoy a Israel encender una "guerra religiosa" por sus conductas provocadoras contra los palestinos, que cobraron hoy la vida de otro joven en Hebrón, en un enfrentamiento con soldados israelíes.

En un mensaje en el Palacio Presidencial de Ramalá, en conmemoración al décimo aniversario del fallecido líder palestino Yasser Arafat, Abbas instó al gobierno israelí a detener las conductas de provocación que desde hace meses lleva acabo en Jerusalén este y la Mezquita Al-Aqsa.

"Las políticas israelíes llevan a la región y el mundo a una 'perniciosa guerra religiosa'", afirmó el líder palestino en su discurso, transmitido en vivo por la televisión, según reporte de la agencia de noticias palestinas Ma'an.

Abbas responsbilizó a Isarel de la violencia desatadas en Jerusalén Este y los disturbios ocurridos en el complejo de la Mezquita Al-Aqsa, por la presencia de judíos de extrema derecha que acuden a allí a rezar, aun cuando saben que es un lugar sagrado para los árabes.

El presidente de la Autoridad Palestina (AP) reafirmó también la decisión palestina de solicitar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) que apruebe este mes una resolución sobre el reconocimiento del Estado palestino, con base a las fronteras de 1967.

Abbas, conocido también como Abu Mazen, aclaró que los territorios ocupados por Isarel durante la Guerra de los Seis Días en 1967 "no son territorios en disputa, si no son territorios ocupados", que por tanto corresponden a los palestinos.

Explicó que si la resolución, que busca poner fin a la ocupación israelí, no es aprobada por la ONU, la Autoridad Palestina se dirigirá a otras instancias internacionales, como el Tribunal Penal Internacional (TPI), con sede en la ciudad holandesa de La Haya.

"Vamos a firmar todos los convenios y unirnos a todas las organizaciones, empezando con el Estatuto de Roma de la Corte Internacional con el fin de proteger a nuestro pueblo. Nos dirigiremos al TPI para proteger a nuestro pueblo, y no habrá presión que nos detenga", subrayó Abbas.

El mensaje de Abbas se da en medio de los actos de violencia causados en los últimos días por palestinos contra civiles isrelíes y las represiones de las fuerzas israelíes, que reviven la tensión generada durante la Segunda Intifada Palestina, iniciada el 29 de septiembre del año 2000.

Este martes, un joven palestino, identificado como Muhamad Imad Jawabre de 21 años, fue abatido por soldados israelíes, durante un enfrentamiento en el campo de refugiados de Al Arrub, ubicado al norte de la ciudad cisjordana de Hebrón.

Fuentes médicas palestinas informaron que el joven perdió la vida, tras recibir un disparo en el pecho durante un enfrentamiento con las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI), que continuaron hasta esta tarde en Hebrón, tras el arresto de varios sospechosos.

De acuerdo con el reporte de Ma'an, la policía arrestó la madrugada de este martes al padre y un hermano de Maher al Ishlomun, presunto responsable del apuñalamiento, la víspera, de una mujer israelí, que perdió la vida, y otros dos hombres que resultaron heridos.

Ante la creciente ola de violencia, el encarcelado líder palestino Marwan Barghouthi, acusado de dirigir la Segunda Intifada, instó este martes a los palestinos a la "resistencia armada" contra Israel, en una carta publicada por los 10 años de la muerte de Arafat.

En su misiva, escrita desde su celda en la cárcel de Hadarim de Israel donde cumple cinco cadenas perpetuas, Barghouti aseguró que al "elegir la resistencia global y armada", los palestinos estaban siendo "fieles al legado de Arafat, a sus ideas y sus principios".

El líder palestino, quien todavía ejerce gran influencia entre los palestinos y se considera aspirante a suceder a Abbas como presidente, consideró que es imperativo reconsiderar nuestra elección de la resistencia como una manera de derrotar a las fuerzas israelíes.

Barghouti, quien fue un de las principales líderes del movimiento nacionalista Al Fatah de Abbas, fue detenida en 2002 y condenada dos años más tarde, por su presunta participación en ataques contra objetivos israelíes.