Busca Universidad de Baja California uso de agua pluvial

Investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas e Ingenierías de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), impulsan un proyecto de tratamiento de escurrimientos pluviales para su uso.

Fernando T. Wakida Kusunoki, líder del proyecto, señaló que la urbanización produce impactos ambientales tales como la pérdida de ecosistemas, contaminación ambiental, así como la afectación en algunos elementos del ciclo hidrológico.

El proyecto, dijo, está en su etapa final y consiste en analizar los escurrimientos pluviales en diversas zonas de Tijuana para cuantificar, caracterizar e identificar los contaminantes, con el fin de proponer el tratamiento que permita un posible uso.

Para esto se han analizado la demanda química de oxígeno, nutrientes, sólidos suspendidos, Ph, sólidos disueltos, así como la presencia de virus como polyomavirus, adenovirus y asfavirus, señaló Wakida Kusunoki.

Indicó que una característica de los escurrimientos pluviales es que arrastran contaminantes que se han acumulado en las superficies no permeables durante la temporada de estiaje (sin lluvias).

Estos contaminantes incluyen aceite usado de motor, líquidos de frenos, detergentes, deposición atmosférica, organismos patógenos provenientes de excremento, basura y sedimentos provenientes de sitios de construcción, lo que contamina a los cuerpos de agua.

En México, dijo, no existe ninguna regulación para el control de su calidad y en particular en Tijuana se le ha dado un mayor énfasis al control de las avenidas para reducir el riesgo de inundación, sin tratar de darle una solución más integral.

El investigador indicó que es necesario evaluar la contaminación en este líquido por dos factores.

El primero es que en regiones semidesérticas, como la de Tijuana, el recurso hídrico es de suma importancia para su desarrollo y las condiciones de la región obligan a buscar nuevas fuentes de agua.

El segundo es que la zona costera de Baja California es turística y hay que mantenerla lo más limpia posible.

Como resultado de este proyecto se obtuvieron posibles prácticas como planeación de uso del suelo, uso de pavimento permeable en estacionamientos o incremento de zonas permeables para disminuir el volumen de los escurrimientos.

También construcción de lagunas de retención en parques o áreas verdes, y el uso de canales con vegetación para la retención de contaminantes.

Estos resultados, dijo, se han publicado en artículos de la revista "International Journal of Environmental Research" y también presentado en congresos internacionales.