Nishikori incrédulo tras triunfo sobre Murray en Copa de Maestros

Pese a que vive una temporada de fantasía, el tenista japonés Kei Nishikori no termina de creerse la facilidad con la cual venció al británico Andy Murray en la jornada de apertura de la fase "round robin" de la Copa de Maestros.

"Estuve muy sólido. Estaba un poco sorprendido en cancha por cómo estaba jugando, con mucha confianza. Tengo muchas ganas de jugar el próximo partido", comentó el nipón, quien el martes se medirá con el suizo Roger Federer.

En choque perteneciente al Grupo B, el asiático se impuso por doble 6-4 al vigente campeón olímpico, que, en contraste, vive una temporada marcada por la irregularidad.

"Estaba un poco presionado en el principio, pero me empecé a sentir más cómodo en el segundo set", confesó.

Por su parte, el escocés identificó que su mayor debilidad fue su saque, no dudó en reconocer el gran momento que atraviesa su rival de este día, pero no pudo ocultar su decepción tras la caída.

"Diría que fue la mayor diferencia en el partido (el servicio). Él pudo tomar el control de muchos puntos, especialmente con mi segundo saque. Ésa fue la estadística donde él tuvo la ventaja. Ésa fue la diferencia. Me hubiera gustado hacerlo mejor", sentenció.