Nuevas fronteras se perfilan en el horizonte, advierte Gorbachov

La alegre y relajada fiesta masiva que tuvo hoy lugar en Berlín para celebrar los 25 años de la Caída del Muro contrastaron con la tensión que se registra actualmente en Europa y las advertencias de Mijail Gorbachov en esta capital.

Mientras que Berlín festeja el 25 aniversario de la Caída del Muro, nuevas fronteras se perfilan en el horizonte europeo. El punto central de las tensiones actuales está protagonizado, por un lado, por Estados Unidos y la Unión Europea, y por el otro, por Rusia.

Mijail Gorbachov advirtió la víspera en Berlín que ve al mundo en el umbral de una nueva Guerra Fría y expresó severos reproches a Occidente, al que responsabilizó de las nuevas tensiones en su relación con Rusia.

Afirmó que en los últimos meses se completó la "ruptura de la confianza" entre Rusia y Occidente. Reprochó a Occidente y en especial a Estados Unidos, no haber mantenido su promesa hecha en 1989 después de la Caída del Muro de Berlín.

En vez de eso, dijo, Estados Unidos y Occidente se declararon los ganadores de la Guerra Fría y sacaron ventajas de la debilidad en la que se encontraba Rusia. Calificó de "triunfalismo" la actitud de Occidente y particularmente la de Estados Unidos.

Las palabras de Gorbachov resumieron la sombra que se cierne sobre el clima político internacional, y que mañana, después de que se apaguen los reflectores de la fiesta en Berlín, volverán a cobrar peso.

Las palabras del estadista no solo resonaron desde el simposio internacional en el que participó ayer en Berlín, sino que este domingo se las expresó directamente a la canciller federal, Angela Merkel, quien lo recibió en sus oficinas en Berlín.

Gorbachov informó antes de emprender el viaje a Alemania, hace dos días, que durante el encuentro con Merkel, la actual gobernante con más influencia política y económica en Europa, abogaría en favor del presidente de Rusia, Vladimir Putin, pese a que hasta hace un tiempo fue su detractor y crítico.

En esta ocasión, sin embargo, no se le relaciona con la carrera política de Putin sino con la lectura del conflicto de Ucrania, del que Estados Unidos y la Unión Europea tienen una interpretación diferente a la que tiene Rusia.

De ahí que las palabras de Gorbachov tengan un fuerte eco. Es una personalidad íntegra, un político de gran talla que tuvo la capacidad de entender correctamente los signos del tiempo en 1989 y posibilitó el término de la Guerra Fría, así como la unificación de Alemania y la desarticulación del dictatorial imperio soviético en Europa Oriental.

Gorbachov abogó en favor de que Occidente levante las sanciones políticas y económicas sobre Rusia, y que ese país haga lo mismo con las que impuso a Occidente.

Exhortó a que se reuna el Consejo OTAN-Rusia, el gremio se estableció en la década de 1990 para que se busque en conjunto un nuevo fundamento positivo para la relación de sociedad entre Occidente y Rusia.