Chacao es epicentro de las protestas opositoras en Venezuela

Ubicado en una zona de clase media alta en el centro-este de Caracas, Chacao se ha transformado en bastión de protestas opositoras pese a que el gobierno activó un dispositivo de seguridad para evitar posibles focos de violencia política.

Durante las protestas opositoras que estallaron en febrero pasado contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, Chacao fue el epicentro de las manifestaciones en Caracas y por ello la mayoría de las detenciones ocurrieron en esta jurisdicción.

Inclusive en la actualidad quedan las secuelas de dichos eventos y en la avenida Páez, cercana al elegante centro comercial San Ignacio, a lo largo del día se puede ver al menos a una decena de policías antimotines haciendo vigilancia.

"El gobierno prefiere usar a los policías para vigilar a la gente en Chacao que para proteger a la población de la inseguridad que nos está matando a los venezolanos", criticó Sara Rodríguez, quien por razones de trabajo visita diariamente Chacao.

Martínez es una férrea opositora al gobierno y celebra las protestas aunque pese a todo, el poder de la oposición en Chacao es similar a otras zonas de clase media de Caracas o sus equivalentes en el resto de Venezuela.

En las últimas elecciones municipales, la oposición obtuvo un 84.63 por ciento de los votos en Chacao, similar al 79.74 por ciento en el vecino municipio Baruta, mientras en el también conurbado municipio El Hatillo, el chavismo tuvo apenas al 11.44 por ciento de los votos.

Sin embargo, Baruta y El Hatillo se encuentran ubicados lejos del centro de Caracas y resultan difícil de acceder para muchos, mientras Chacao es accesible y con apenas siete kilómetros cuadrados cuenta con dos estaciones del Metro.

Un activista en la icónica "Plaza Altamira" desmintió que sólo los vecinos de Chacao se manifiesten contra el gobierno nacional sino que, por el contrario, personas de toda Caracas prefieren concentrarse allí ante la falta de garantías que habría en el resto de la ciudad.

"No es verdad que sólo gente del este de Caracas o los millonarios protesten acá, yo conozco gente de Catia y Carapita que viene a protestar a Altamira porque en el oeste no pueden hacerlo por la presencia de los colectivos", explicó.

Los "colectivos" son grupos que muchos opositores acusan de ser organizaciones "paramilitares", ya que utilizarían métodos violentos para intimidar a los simpatizantes de la oposición en las zonas populares, donde el chavismo suele ser más fuerte.

Pese a los contratiempos causados por las últimas manifestaciones, el activismo político en la zona sigue siendo intenso, con toldos de opositores recolectando firmas para una Asamblea Constituyente o exigiendo la liberación del preso alcalde opositor Leopoldo López.

Precisamente la liberación de López es una de las principales exigencias de los vecinos de Chacao, donde muchos de ellos aseguran que Leopoldo López será el futuro presidente de Venezuela.