Leyendas medievales inspiraron obra de Howard Pyle

Conocedor de leyendas medievales y canciones inglesas que lo inspiraron a escribir fábulas, cuentos de hadas e historias de aventuras, el estadunidense Howard Pyle, considerado "el padre de la ilustración americana", murió el 9 de noviembre de 1911.

El artista, quien produjo decenas de volúmenes ilustrados clásicos nació el 5 de marzo de 1853 en Wilmington, Delaware.

Hijo de William Pyle y Margaret Churchman, Howard heredó de su madre el interés por las cuestiones artísticas y literarias, sobre todo por grandes ilustradores ingleses como John Leech (1817-1864) y Sir John Tenniel (1820-1914).

Howard Pyle cultivó su afición por la pintura en el estudio de Van der Weilen, en Filadelfia, y más tarde estudió en la Liga de Estudiantes de Arte en Nueva York, ciudad donde adquirió una educación personalizada que definió sus gustos y estilo pictórico.

De acuerdo con el sitio electrónico "biography.com", sus primeras obras fueron ilustraciones e historias para revistas y después de mucho intentar vender sus textos, en 1876 el "Harper semanal" le aceptó un artículo ilustrado.

En 1880 regresó a Wilmington y comenzó a trabajar en algunos de sus libros más memorables, un año más tarde, en 1881, contrajo nupcias con Anne Poole.

El libro "Las alegres aventuras de Robin Hood" fue editado en 1883, año en que ya colaboraba desde su ciudad natal con varias publicaciones.

En 1894 fundó la primera Escuela de Ilustración de Estados Unidos en el Instituto Drexel de Filadelfia, informa el sitio "americanillustration.org".

Su obra pictórica más importante fue "La batalla de Nashville", la cual realizó en 1906, a la que le siguieron una serie de cuadros, casi todos con temas históricos.

En 1910 decidió viajar a Italia con su esposa y siete hijos, para mejorar sus técnicas pictóricas y estudiar historia del arte universal.

Entre las obras más destacadas que Howard Pyle destacan "Las alegres aventuras de Robin Hood" (1883); "Dentro de los cabos" (1885); "Sal y pimienta" (1886), también conocido como "Condimento para jóvenes"; "La rosa del paraíso" (1888); "El reloj mágico" (1888) y "Otto, el de la mano de plata" (1888).

Además de "Hombres de hierro" (1892); "Un moderno Aladino" (1892); "Tierra crepuscular" (1895); "El fantasma del capitán Brand" (1896); "Historia del Rey Arturo y sus caballeros" (1903); "Historia de los caballeros de la mesa redonda" (1905).

Howard Pyle murió el 9 de noviembre de 1911 a la edad de 58 años debido a una fuerte depresión y un cólico renal.