Esta semana será inaugurado en el estado de México un plantel universitario sustentable, que además de inculcar a sus alumnos la construcción de un futuro próspero, sano, social y ecológico, contará con una arquitectura diseñada para contribuir en el cuidado del medio ambiente.

La Universidad del Medio Ambiente (UMA), a través de un comunicado, informa que el próximo viernes inaugurará su primer campus en Valle de Bravo, estado de México, un proyecto sustentable que se hizo acreedor del reconocimiento Acknowledgement Prize por su ingeniería civil, paisajismo, diseño urbano e infraestructura.

Expone que para la creación de este campus, ocho especialistas unieron su experiencia y talento a lo largo de dos años, en una propuesta de arquitectura regenerativa a la cual se unieron diseñadores, biólogos, campesinos, abogados, antropólogos, arquitectos, estudiantes y especialistas, en un proceso de co-diseño.

Federico Llamas, director de la UMA, dijo: "No creo que haya otra escuela que tenga un impacto ambiental tan bajo y a un costo relativamente accesible, pero no nos quedaremos ahí, vamos hacia un impacto regenerativo en la zona, mediante proyectos sociales y de contacto con la comunidad a mediano y largo plazos".

Los materiales para la edificación del nuevo plantel están basados en el uso de tecnologías verdes como celdas fotovoltaicas, paneles solares térmicos, tabiques de matchin block, techos verdes, captación de agua pluvial, tratamiento aeróbico y anaeróbico de aguas, ósmosis inversa, bombas de agua solares y técnicas de permacultura.

La UMA estima que el plantel sea autosustentable en agua, energía y, a mediano plazo, en alimentos, gracias a que contará con un área de siembra conocida como "bosque comestible", donde se realizará la recolección y clasificación de semillas, que luego se trasladarán a una zona de viveros para cultivarse.