Llenan residentes de Waco misa por memoria de muertos tras explosión

Los residentes de Waco acudieron hoy en pleno a la misa en la iglesia de Santa María de la Asunción, donde el obispo Joe Vásquez, de la diócesis de Austin, pidió alivio divino a los feligreses, por las víctimas del estallido en una fábrica.

"Habrá momentos en que se sentirán invadidos por la tristeza, abrumados por lo que ha sucedido", dijo el obispo al pueblo, en su mayoría católico, de West, tras la explosión en la planta de fertilizantes.

En el estallido, perecieron el miércoles pasado 14 personas y más de 200 resultaron heridas.

Vásquez instó a los feligreses, incluidos unos cien miembros de la fraternidad de los Caballeros de Colón, a apoyarse mutuamente y en Dios.

El alcalde de Waco, Tommy Muska, dijo que los residentes del área afectada por la explosión deberán esperar todavía para regresar a sus hogares.

La explosión en Fertilizantes West ocurrió al cumplirse 20 años de un operativo que terminó con la muerte de 82 miembros de la secta que encabezó David Koresh.

Esa secta, llamada davidiana, todavía tiene seguidores y este fin de semana por lo menos un centenar de ellos se reunió para recordar los hechos de abril de 1993.

Las autoridades informaron que la reunión de seguidores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, terminó sin incidentes.