Elecciones no deben ser pretexto para la parálisis: Córdova

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que los temas nacionales trascienden el ámbito electoral, por lo que algunos de ellos como la seguridad, no deben ser pretexto para la disputa o para la parálisis nacional.

A unas horas del arranque formal y constitucional del proceso electoral federal 2014-2015, el consejero dijo a Notimex que si bien resulta natural que en la celebración de unos comicios las controversias se acentúen y la conflictividad política cobre mayor énfasis, existen los cauces institucionales para resolverlas.

Los comicios, anotó, "son momentos en los que las pasiones políticas naturalmente se desatan y qué bueno que se desaten, siempre y cuando esto ocurra dentro de los cauces legales e institucionales creados para ello".

Entonces, "no pueden ser pretexto para que ni la sociedad se paralice ni la política se paralice, los grandes problemas nacionales trascienden el tema electoral y, sobre todo, que algunos de ellos como los de la seguridad, no pueden ser utilizados como pretextos de la disputa electoral", enfatizó.

El consejero presidente recordó que en el país hay diversos temas que son transversales, de Estado, que no deberían ser politizados durante las elecciones, "o que tenemos que hacer un esfuerzo para que no sean politizados durante las elecciones porque no le conviene a nadie como el tema de la seguridad".

Resaltó sin embargo que existen otros temas como el de la desigualdad que en elecciones encuentran su mejor momento de discusión en torno a cuales deberían ser las mejores propuestas para resolverla.

"En este sentido me refiero no politizar los temas, a ponerlos en la arena del debate público de los partidos entre sí, de cara a la ciudadanía", expuso Córdova Vianello.

En este marco, hizo un llamado a todos los actores políticos a respetar las reglas del juego y aceptar los resultados de la contienda electoral y a conducirse conforme a los cauces legales.

Se trata, comentó el titular del INE, de un llamado a la civilidad que no significa dejar de generar controversia o debate con las otras fuerzas políticas, sino que las diferencias se procesen conforme a los cauces legales institucionales y conforme a las reglas establecidas para procesar ese pluralismo.

Consideró que a menos de ocho horas del arranque del proceso comicial en donde además de la renovación de la Cámara de Diputados, se celebrarán 18 comicios el próximo año, nueve de ellos para renovar la gubernatura, "el llamado como árbitro es obligado, el llamado a respetar las reglas".

Recordó que las democracias no suponen la ausencia de conflictos o de controversia, lo que supone es la existencia de canales institucionales que permitan procesar y resolver, "encauzar y resolver pacíficamente las diferencias y las controversias".

Córdova Vianello estableció que la reforma electoral de 2014 es el producto de un amplísimo consenso político y trajo consigo la redefinición de muchas de las reglas del juego.

"Nosotros como árbitros estamos encargados de aplicar esas reglas del juego y de irlas afinando y aterrizando caso por caso, pero creo que un llamado de parte del árbitro, un llamado a jugar conforme a las reglas del juego es obligado de cara al arranque del proceso electoral", indicó.

En este marco, dijo que uno de esos temas es el de la aceptabilidad de la derrota en 2015 y después en 2018, porque la gran virtud del juego democrático, "vale la pena recordarlo, en la víspera del proceso electoral, es que no se trata de un juego con apuestas ultimas y definitivas, sino que es un juego que periódicamente se repite".

El consejero presidente resaltó que cada uno de los actores tiene roles específicos que cumplir, los ciudadanos, los partidos y las autoridades locales y federales.

"Esto nos habla que la democracia es una tarea colectiva que supone que todos y cada uno de los actores involucrados tiene una tarea específica que tiene que desarrollar", concluyó.