Ve diputado de PAN intencionalidad fraudulenta en caso de Línea 12

El diputado federal del PAN, Fernando Rodríguez Doval, consideró que existen elementos suficientes para suponer que hubo una intencionalidad fraudulenta por parte del Gobierno del Distrito Federal.

Señaló que esto se desprende luego de que representantes de CAF y del consorcio ICA-Alstom-Carso, en su comparecencia ante diputados coincidieron en que las especificaciones de los trenes y el diseño de las vías para la Línea 12 fueron proporcionados por el Gobierno del Distrito Federal (GDF).

Dijo que las precisiones hechas por dichas empresas para justificar los sobre costos permiten suponer que había una intencionalidad de tipo económica, muy lamentable y muy fraudulenta por parte del GDF.

"Al haber una desproporción tan grande en el costo de otro tipo de proyectos que se han realizado en otras partes del mundo, que si bien es cierto que cada proyecto es distinto, también podemos encontrar ciertos estándares en común.

"Al observar esta desproporción, insisto, de costos, nos hace pensar que seguramente había una intencionalidad de tipo económica, muy lamentable y muy fraudulenta por parte del Gobierno del Distrito Federal", advirtió el secretario de la Comisión del Distrito Federal.

El director general de ICA-Alstom-Carso, Ricardo Moscoso Morán, y el director general en México de CAF, Maximiliano Zurita Llaca, comparecieron ante legisladores a quienes explicaron el trabajo que realizaron de acuerdo a lo solicitado.

Rodríguez Doval expresó: "ustedes señalan e insisten en que el trazado, el perfil de la vía, las especificaciones del tren, todo el diseño, fueron proporcionados por el Gobierno del Distrito Federal y que en ese sentido ustedes se ajustaron a lo que el gobierno les requirió y que, incluso, así quedó establecido en el contrato.

"E incluso, usted, ingeniero Zurita, decía que para cada proyecto los trenes son específicos, que se diseñan para cada requerimiento. Pues esto nos da elementos para suponer que entonces el Gobierno del Distrito Federal en ese momento con alguna intencionalidad que quizás no era la mejor buscaron ciertos costos, buscaron ciertos diseños y buscaron cierto tipo de proyectos", detalló.

Por su parte, el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Calos Augusto Morales López, exigió al consorcio ICA-Alstom-Carso y a la empresa CAF, que asuman su responsabilidad social y económica respecto de las fallas que presentó este transporte y que dieron origen al cierre de 11 de las 20 estaciones de la Línea 12.

Pidió a los empresarios no evadir las responsabilidades que tienen a través de instrumentos legales, como el reciente amparo que interpusieron en contra de la sanción impuesta por la Contraloría General del Distrito Federal.

Augusto Morales indicó que contradictoriamente el consorcio admite los errores cometidos en la construcción de la obra; sin embargo, evade la parte que le corresponde para solventar lo de los gastos.

"Resulta paradójico que por un lado las empresas aquí presentes reconozcan que se cometieron fallas y por otro lado, eviten pagar los recursos que implica la corrección de éstas.

"Al igual que las autoridades de la Ciudad de México, ustedes tienen también una responsabilidad social con los capitalinos, a quienes hay que garantizarles su seguridad como usuarios de este medio de transporte", dijo.

En tanto, el panista Jorge Sotomayor culpó a la empresa española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), de defraudar al Gobierno del Distrito Federal por 22 mil millones de pesos al pactar un acuerdo con la anterior administración encabezada por Marcelo Ebrard y su ex secretario de Finanzas, Mario Delgado, para la adquisición de los trenes de la Línea 12 del Metro.

Señaló como primeros responsables de lo sucedido en la Línea 12 del Metro a la Contraloría General del Gobierno del Distrito Federal y a la Auditoría Superior de la Federación al conocer de las irregularidades en la obra, contratación de trenes y no haber cumplido con su trabajo de prevención y sanción en su momento.

Además a las empresas certificadores responsables de la proyección, verificación y construcción de ésta.

Sotomayor solicitará al GDF valore otras opciones para reparar la Línea 12, y cancelar el contrato de CAF, para cambiar los trenes por otra marca.

Además denunciará a la empresa ante la Audiencia Nacional de España en términos de la Ley Anticorrupción de ese país, ya que señaló, el contrato de CAF con el Sistema de Transporte Colectivo Metro fue fraudulento e irregular con un sobreprecio sin justificar mil 60 millones de dólares.