Irán libera bajo fianza a periodista encarcelada sin motivos

La Justicia iraní liberó bajo fianza a la periodista Yeganeh Salehi, quien fue detenida sin motivos en julio pasado junto con su esposo, Jason Rezaian, corresponsal del diario The Washington Post, quien sigue preso.

En un comunicado familiares de la periodista iraní, quien trabaja para el diario "The National" de Emiratos Árabes Unidos (EAU), confirmaron su liberación, oacurrida dos meses y medio después de haber sido detenida, sin que se conozca hasta ahora las acusaciones en su contra.

"Estamos agradecidos de que Yeganeh haya sido liberado bajo fianza.... Oramos para que el gobierno iraní libere pronto a Jason", indicó el breve comunicado familiar, según unreporte de la televisión Al Yazira.

Un cuñado de Salehi reveló al diario emiratí que la periodista se encuentra bien y que fue liberada bajo fianza, aunque no reveló la suma que se pagó y en que lugar se encuentra ahora la mujer.

The Washington Post confirmó en un editorial la liberación de Salehi, quien tras su liberación pudo visitar a visitar a su marido, al que encontró saludable físicamente

"El corresponsal del Washington Post continúa detenido sin explicación. Ya es tiempo de que las autoridades iranís liberen a Jason y permitan a él y a Yeganeh (Salehi) abandonar el país", indicó Douglas Jehl, editor internacional del diario estadunidense.

Salehi y Rezaian fueron arrestados por agentes de la Inteligencia en su vivienda al norte de Teherán el pasado 22 de julio, el mismo día en que fueron detenidos una fotógrafa independiente que trabajó para el Washington Post y su esposo, aunque fueron liberados semanas después.

La prensa iraní aseguró que las detenciones se debía a actividades de "espionaje", aunque hasta ahora las autoridades no les han dicho cuáles fueron los motivos.

Según Reporteros Sin Fronteras (RFS), Irán tiene detenidos a unos 65 periodistas y blogueros, acusados de diversos delitos como atentar contra la seguridad nacional, hacer propaganda contra el Estado, difundir información falsa o perturbar el orden público.

Sin embargo, el presidente iraní Hasan Rohani negó durante su reciente visita a Nueva York que en su país detenga a periodistas solo por ejercer su labor, como denunciaron más de un centenar de reporteros iraníes en una carta.