Paro de microbuses en capital chilena afecta a un millón de usuarios

Al menos un millón de santiaguinos se vieron afectados hoy por un paro de los conductores de una empresa de microbuses del sistema TranSantiago, los que movilizan a personas en 15 de las 37 comunas de la capital chilena.

Varios de los principales ejes de transporte que tiene Santiago, como las avenidas Vicuña Mackenna, Independencia, Recoleta, Santa Rosa y Gran Avenida, quedaron este lunes prácticamente sin unidades de transporte por el paro de los choferes de la empresa SuBus.

Los funcionarios, pertenecientes a 12 servicios que en su mayoría cubren las zonas norte y sur de Santiago, exigen una mejora salarial de 83 dólares mensuales, la instalación de baños en los terminales y respeto a la hora de descanso de los conductores.

Los choferes se apostaron en las afueras de los terminales para impedir la salida de los microbuses conducidos por trabajadores no sindicalizados.

El presidente del Sindicato de Trabajadores Unidos de Subus Chile, Cristián Martínez, dijo a periodistas que la paralización afecta a 15 comunas de la Región Metropolitana, donde se ubica Santiago.

Denunció a la empresa, de capitales colombianos y chilenos, por intentar agregar anexos a un documento-acuerdo firmado hace unos días con los trabajadores en la estatal Inspección del Trabajo.

"Nos sentimos engañados. La gente ya se cansó de ser explotada. Estamos por las reivindicaciones de los derechos laborales y las mejoras salariales", subrayó.

El Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTP) implementó por su parte un plan de contingencia esta mañana con microbuses de otras empresas para realizar servicios de apoyo en algunos recorridos paralizados, pero la aglomeración en los paraderos fue notoria.