Llaman a sumar esfuerzos para prevenir embarazos en adolescentes

La prevención de embarazo no planificado en adolescentes requiere de la suma de esfuerzos y voluntades para que este sector de la población tenga acceso a una vida libre de riesgos, afirmó Ricardo Juan García Cavazos, director general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

En conferencia de prensa precisó que de acuerdo con cifras oficiales en México se registraron en 2013 cerca de 400 mil nacimientos en mujeres de 10 a 19 años, lo que representa 18 por ciento del total que ocurrieron en el país.

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes afirmó que las estrategias para prevenir esta situación están plasmadas en el Programa de Acción Específico de Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes (PAESSRA) 2013-2018.

En México y el mundo es una prioridad prevenir esta situación para favorecer el ejercicio de la sexualidad de manera responsable, para evitar además la transmisión de enfermedades, comentó.

La representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en México, Leonor Calderón, aseveró que la conmemoración para evitar el embarazo no planificado busca fortalecer las acciones preventivas y de educación integral que permitan a los y las jóvenes construir un proyecto de vida satisfactorio.

Asimismo tomar decisiones libres, responsables e informadas para tener acceso a una vida libre de riesgos.

En este sentido, comentó que actualmente existen mil 800 millones de jóvenes en el mundo y 85 por ciento de ellos viven en países en vías de desarrollo y una gran cantidad en situación de pobreza.

Detalló que en América Latina y el Caribe se estima que 50 por ciento de las y los adolescentes menores de 17 años ya son sexualmente activos y 65 por ciento en esa región no usaron protección anticonceptiva en su primera relación.

Maureen Birmingham, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en México, señaló que prevenir embarazos no planificados en adolescentes asegura su acceso a la educación, por lo que es necesario fortalecer estrategias.

En México se trabaja para mejorar la calidad de vida de los jóvenes a través de una atención a la salud sexual y reproductiva para garantizar su bienestar, enfatizó.