Talibanes asesinan a un centenar de civiles en Afganistán

Al menos 100 civiles, incluidos niños y mujeres, han muerto a tiros, decapitados y quemados por militantes talibanes que atacaron varios poblados de la provincia de Ghazni, en el este de Afganistán, denunciaron hoy autoridades locales.

El gobierno provincial informó este viernes que los insurgentes continúan luchando por tomar el control del distrito de Ajristan después de cinco días de enfrentamientos, por lo que pidió el envío de tropas adicionales para hacerles frente.

Alrededor de 800 militantes lanzaron esta semana una ofensiva en Ajristan, atacando pueblos y asesinando a civiles, y la débil resistencia de las tropas afganas les ha permitido apoderarse de una serie de puestos de control y oficinas gubernamentales.

Autoridades de Ghazni indicaron que en cinco días los talibanes causaron ya una tragedia en ese distrito, pues han asesinado a una centena de residentes, de los cuales 15 murieron decapitados, de acuerdo con reportes del diario oficial Afghanistan Times.

"Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad afganas y los talibanes tienen lugar desde hace cinco días, pero alcanzaron su punto máximo la noche del jueves", informó Abdul Jamai Jamai, jefe del consejo provincial de Ghazni.

Debido a que los enfrentamientos aún están en curso, el líder provincial reconoció que la cifra de víctimas aumentará.

Señaló que las autoridades locales han solicitado la ayuda de Kabul pero que hasta ahora no reciben una respuesta y la situación empeora, al grado de que el distrito caerá en manos rebeldes en caso de que el gobierno federal ignore el llamado de auxilio.

Según informes de diversos medios de comunicación afganos, aproximadamente 100 soldados luchan contra los rebeldes en Ajristan, pero cada uno sólo está equipado con un arma Klashnikov y un número limitado de municiones.

Los talibanes cerraron las vías de acceso a Ajristan para impedir el arribo de tropas y equipos adicionales, lo que facilitaría la derrota de las fuerzas locales y hacerse del control del distrito, ubicado estratégicamente al sureste de Kabul, capital del país.

Un funcionario de seguridad en Ghazni afirmó que la masacre que están cometiendo los talibanes en Ajristan es igual a la que llevan a cabo los militantes del grupo radical Estado Islámico (EI) en Irak y Siria.