Discutirá Foro Económico Mundial en Perú futuro de América Latina

Líderes regionales y mundiales se reunirán la próxima semana en Perú para participar en el Foro Económico Mundial sobre América Latina, donde analizarán las oportunidades y desafíos que enfrenta la región para alcanzar su pleno potencial.

Bajo el lema "Crecimiento de entrega, Fortalecimiento de las Sociedades", los jefes de Estado y de gobierno analizarán en Lima el crecimiento dinámico regional y la urgencia de implementar reformas estructurales para posicionarse mejor en el mundo.

Se estima que a la cita, a desarrollarse entre el martes y jueves, acudan 40 dignatarios, entre jefes de Estado, ministros y directores de organizaciones internacionales y unos 500 ejecutivos de las empresas más importantes de América, Europa y Asia.

Conocido como "Foro de Davos", en este cónclave, que será inaugurado por el presidente peruano Ollanta Humala, se tratarán tres bloques temáticos: Innovación Social; Competitividad e Innovación y Desarrollo Sostenible, Recursos Naturales, Energía y Minería.

Algunas de las preguntas que deberán resolverse son: "¿Cómo puede la región aprovechar su dinamismo y promover alianzas sólidas para consolidar la modernización de sus economías e instituciones?".

Otro tema a tratar en el encuentro es: "¿Qué innovaciones contribuirán a crear una sociedad inclusiva y asegurar respuestas adecuadas a las demandas de la próxima generación?".

Según un documento de la agenda de la cita, los países de América Latina tienen una oportunidad sin precedentes para consolidar la modernización de sus economías, con una previsión de crecimiento del 4.0 por ciento en 2013.

En estos tiempos de creciente complejidad global e incertidumbre económica, América Latina se ha mantenido en niveles estables de crecimiento económico y la capacidad de recuperación económica, señaló un informe preliminar a la cumbre económica.

En tanto América Latina atrae mayor inversión extranjera y tiene una impresionante actividad turística, avanza significativamente hacia la reducción de la pobreza, que hasta hace una década afectaba a unos 220 millones de latinoamericanos.

En 2013, la región tendrá que seguir creciendo para el beneficio de la sociedad en general, al tiempo que garantiza la modernización de sus economías y el fortalecimiento de la democracia, según un documento del programa de actividades.