Mantienen vigilancia permanente por tormentas Odile y Polo

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que la tormenta tropical Odile se mantenía la tarde de este martes sobre la Península de Baja California, con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora (hm/h) y rachas de hasta 110.

Detalló que el meteoro se localiza a 25 kilómetros al sureste de Bahía de Los Ángeles, Baja California, y a 290 al sur de Puerto Libertad, Sonora.

Presentaba movimiento hacia el nor-noroeste a 15 km/h, por lo que se prevén lluvias intensas en Baja California, Baja California Sur y Sonora, muy fuertes en Sinaloa, Chihuahua y Nayarit, y fuertes en Durango.

Asimismo persiste el pronóstico de vientos fuertes con rachas de hasta 100 kilómetros por hora y oleaje de dos a cuatro metros de altura en las costas de la Península de Baja California, Sonora y Sinaloa.

También continúan activas las zonas de alerta por tormenta tropical en la costa occidental de la Península, desde Puerto San Andresito, Baja California Sur, hasta San José de las Palomas, Baja California.

Asimismo en la costa oriental desde Loreto, Baja California Sur, hasta San Felipe, Baja California, y en las costas de Sonora desde Huatabampito hasta Puerto Peñasco.

Mientras la tormenta tropical Polo, en el Océano Pacífico, a las 13:00 horas tiempo del centro del país se ubicó a 440 kilómetros al sur de Acapulco, Guerrero.

Tenía vientos máximos sostenidos de 65 km/h, rachas de hasta 85 y desplazamiento hacia el noroeste a 19, por lo que se mantiene la zona de alerta por sus efectos desde Zihuatanejo, Guerrero, hasta Cabo Corrientes, Jalisco.

Polo en las siguientes horas podría favorecer lluvias intensas en Oaxaca y Guerrero, muy fuertes en Michoacán, y oleaje de dos a tres metros de altura en las costas de esas entidades.

En un comunicado la Conagua advirtió que las lluvias constantes reblandecen el suelo, por lo que podrían ocurrir deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos, afectaciones en caminos y tramos carreteros, inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en zonas urbanas.

Ante ello la dependencia exhortó a la población a extremar precauciones y mantenerse atenta a los llamados de Protección Civil y autoridades estatales y municipales.