Planeación, clave para garantizar estudios de los hijos

Tener una buena planeación para pagar por la educación de los hijos es clave para obtener los mejores frutos de estos recursos y evitar que sus expectativas educativas se trunquen, considera HSBC.

Iniciar un ahorro para la educación, ya sea desde el nacimiento o a partir de que comienzan sus estudios, puede significar una diferencia de por lo menos siete por ciento de la parte del salario que se tendría que destinar a este objetivo.

De acuerdo con estimaciones de HSBC México, una persona tendría que destinar en promedio el 18 por ciento de su ingreso desde el parto y hasta el momento en que su hijo concluya su carrera universitaria, para financiar sus estudios básicos, medios y superiores en instituciones privadas.

Ello, suponiendo un ingreso familiar de 19 mil 298 pesos mensuales, con una inflación anual de 4.07 por ciento y un crecimiento salarial anual de 4.59 por ciento nominal.

En contraste, si no se tiene una planeación financiera adecuada para pagar por la educación privada de los hijos, tendría que destinarse en promedio el 25 por ciento del salario durante todo el periodo de escolaridad.

Al respecto, el director de Distribución de Banca Premier de la institución, Eduardo Varón, destaca que la educación es la llave para adquirir las habilidades necesarias que permiten a las personas competir en el ambiente laboral y mejorar sus oportunidades.

De ahí la importancia que los padres de familia deben planear cómo pagar la educación de sus hijos sin desbalancear sus ingresos, subraya.

Por lo que sugiere a aquellas parejas que buscan tener hijos ahorrar pronto, ya que el 54 por ciento de los padres desea haber comenzado a guardar dinero para la educación de sus hijos antes, por lo que "debemos empezar a planear para el futuro lo más pronto posible".

También recomienda conocer qué hay disponible en cuanto productos de ahorro que permiten llegar a este fin, toda vez que cuando se trata de educación, los padres planean a largo plazo.

Señala que con base en una encuesta, 15 por ciento planea la educación primaria de sus hijos antes de que nazcan, o bien a partir de su nacimiento, con 42 por ciento.

Así, subraya, los padres deben asegurarse de contar con suficientes datos para tomar opciones informadas sobre cómo invertir y apoyar el camino que quieren que sus hijos tomen.

En este sentido, comenta que es importante que se evalúen las opciones, sobre todo cuando estudios revelan que el 44 por ciento de los padres consideraría la educación privada para sus hijos; 86 por ciento de los padres consideraría la universidad en el extranjero; y 69 por ciento quisiera que sus hijos estudiaran un posgrado.

El directivo destaca que una buena idea es pensar con antelación e investigar todas las opciones para los hijos y toda la familia.