Llega al Teatro Español "El loco de los balcones", de Vargas Llosa

"El loco de los balcones", del peruano Mario Vargas Llosa (1936) será la tercera producción del Teatro Español de un texto del Premio Nobel de Literatura, que estará en escena desde mañana y hasta el 19 de octubre.

Con dirección de Gustavo Tambascio, el actor español José Sacristán se mete con "El loco de los balcones" en la piel de Aldo Brunelli, el protagonista de esta obra que estará en el Teatro Español, luego de que se montara "La Chunga" y "Kathie y el hipopótamo", también de Vargas Llosa.

El texto, que aborda entre otros los conceptos de caída, soledad, melancolía o autenticidad/inautenticidad, es una tragicomedia del peruano.

Para Vargas Llosa, "El loco de los balcones" tiene que ver con el idealismo, con la idea de que cierta inquietud artística, de amor a lo bello, de respeto al pasado y a las formas, debe ser parte del progreso humano.

"Si éste se construye aboliendo enteramente la tradición y guiado únicamente por el espíritu de lucro y la obsesión del futuro, el resultado podría ser un retorno a la anarquía y la confusión, una vida desprovista de alma y emociones", dijo.

José Sacristán interpreta a Aldo Brunelli, el protagonista, un profesor italiano de historia del arte, viudo, de avanzada edad; enraizado en el Perú y dedicado junto a su única hija Ileana, de 27 años, a rescatar balcones coloniales.

Ileana conoce a Diego, un joven arquitecto con quien se casa. Ileana informa a su padre de su decisión de irse con Diego y le revela que la tarea del rescate de los balcones le parece absurda y fracasada.

Considera que esa actividad le ha hecho perder los mejores años de su vida, revelación que afecta profundamente a Brunelli.

El personaje de Aldo Brunelli está basado en Bruno Roselli, un profesor de Historia del arte que Mario Vargas Llosa conoció en la Lima de los años 50.

En su momento, Roselli se desesperaba viendo desaparecer los balcones de Lima y trataba de movilizar la conciencia de los limeños para impedirlo.

En el marco de la presentación de la obra, Vargas Llosa apuntó que durante muchos años estuvo dándole vueltas la idea de escribir algo sobre él, o, mejor dicho, inspirado en él.

Agregó que el proyecto sólo se concretó cuando sintió que esa historia no era para el libro, sino para un escenario. "La obra se toma todas las libertades del mundo, por supuesto, y sería totalmente erróneo creer que es una biografía del personaje de carne y hueso", aclaró el autor.

El Teatro Español aseguró que durante los días previos al estreno, Vargas Llosa ha estado pendiente de la producción y afirma estar muy contento con el montaje.

"Nunca he sentido que los montajes materializaban la idea que yo me había hecho de esta obra, pero estoy seguro que ésta será la definitiva", expresó.

Entre otras cosas, expresó, porque desde hace muchos años había pensado en Pepe Sacristán para encarnar el personaje principal del doctor Brunelli.

"La lectura de la obra y del personaje que hace Pepe Sacristán coincide milimétricamente con la idea que yo tenía al escribir la obra y creo que hace una maravillosa recreación del personaje", subrayó.