Organizaciones islámicas en Alemania contrarias al extremismo

En el marco del debate en contra de los musulmanes radicales que deciden incorporarse a la yihad (guerra santa), las comunidades islámicas en Alemania manifestaron hoy aquí que se necesita la participación del gobierno alemán para encarar ese problema.

En la conferencia de prensa que se celebró este martes en la capital alemana, las organizaciones se quejaron de que ahora a todos los musulmanes se los señala con el dedo en Alemania a causa del extremismo.

Ali Kizilkaya, presidente del Consejo Alemán Islámico, dijo que los jóvenes extremistas no son solo el producto de predicadores musulmanes errados y de propagandistas del terrorismo, sino que también han tomado mucho de la sociedad en la que viven, es decir, de la alemana.

Desde su perspectiva, el cambio experimentado por esos jóvenes radicales que viajan a Siria o a Irak y que usan la religión para justificar sus crímenes, "muestra que se trata más de una cuestión sociológica que religiosa".

El presidente del Consejo Central de los musulmanes en Alemania, Aiman Mazyek, declaró que la gran mayoría de las comunidades islámicas en Alemania no tienen ningún contacto con los grupos radicales de los salafistas y que por eso no pueden hacer una gran contribución a la lucha contra esos sectores.

Apuntó que los salafistas consideran que en la mayoría de las mezquitas en territorio alemán se prédica una versión light del islamismo que a ellos no les interesa.

Mazyek agregó que cuando, en forma excepcional, algún joven salafista llega a esas mezquitas, hay mucho miedo en la comunidad musulmana que acude a ese centro de oración porque no quieren llamar negativamente la atención de las autoridades alemanas.

De acuerdo al Secretario General de la Asociación de Centros Culturales Islámicos en Alemania, Seyfi Ogutlu, la mejor protección contra los extremistas es que éstos cuenten con ofertas de ayuda ya que muchas veces tienen problemas sociales y familiares.

Consideró que la mejor medida es que el gobierno alemán destine más dinero a las comunidades musulmanas reunidas en torno a las mezquitas para posibilitar que esos jóvenes tengan acceso a la educación. Muchos de ellos no tienen educación escolar y solo cuentan con una idea muy vaga del Islam.

Por su parte, las grandes comunidades musulmanas en Alemania convocaron para el viernes próximo un Día de Acción en todo el país para mostrar su posición contra el odio y el terrorismo islámico. Dos mil mezquitas en toda Alemania tomarán parte en la acción con guardias y oración por la paz.

En varias de las grandes ciudades alemanas, -en Berlín, Munich y Hannover-, se llevarán a cabo eventos públicos más grandes para marcar su distancias de los yihadistas islámicos.

El Consejo de Coordinación de los musulmanes en Berlín informó este martes que el objetivo es hacer público el rechazo contra el extremismo y mostrar que el Islamismo es una religión que está a favor de la tolerancia y la paz.

Ese órgano pidió además protección para las mezquitas porque en las últimas semanas se han registrado atentados contra ellas.

El cinco por ciento de la población de 81 millones que vive en Alemania son musulmanes. De ellos, alrededor de 1.8 millones tienen la nacionalidad alemana.