Recibirá el Museo Reina Sofía el mayor depósito de obra en su historia

Un depósito de 385 obras, de la autoría de unos 90 artistas, la mayoría de ellos españoles, será entregado por la galerista española Soledad Lorenzo, al Museo Reina Sofía, con la promesa de legado.

La pinacoteca española agradeció el generoso gesto de quien hoy está considerada una de las galeristas españolas de proyección internacional más importantes.

Las obras, que pasan a formar parte de los fondos del Museo Reina Sofía, están prácticamente en todos los formatos, aunque predomina la pintura, pero hay escultura, fotografía, obra gráfica, instalaciones, o audiovisuales.

Este depósito, que tendrá una duración de cinco años, prorrogables, se realiza con promesa de legado por parte de la galerista, es decir la depositante realizará las gestiones necesarias para disponer, por vía testamentaria, el futuro legado de las obras objeto del contrato a favor del Museo Reina.

La pinacoteca española subrayó que en la actualidad no existe en España precedente alguno de un depósito con promesa de legado con estas características, tanto en lo que se refiere al número de obras, como por la calidad de las mismas y la importancia de los autores.

"Más de un año de trabajo y negociaciones entre la galeristas y los representantes del museo han sido necesarios para culminar el proceso", sostuvo.

Anotó que el conjunto ofertado es un exponente del papel protagonista desempeñado por una galería de arte en España a partir de los años 80 del pasado siglo, unos años en los que el arte español estaba pendiente de hacer pública una renovación.

Entre los artistas más representados en este importante depósito figuran Juan Uslé, de quien se reciben 31 obras; Pablo Palazuelo, con 23; George Condo, con 22; Adrià Julia, con 19; Sergio Prego, con 17, y Txomin Badiola, con 15.

Asimismo, Guillermo Pérez Villalta, con 14 obras; José Manuel Broto, con 14; José María Sicilia, con 14; Miqel Barceló, con 11; Pello Irazu, con 11 o Victoria Cervera con ocho y artistas de la talla de Antoni Tàpies, de quien una obra fundamental pasa también a engrosar los fondos del Museo.

El Museo Reina Sofía refirió que fue en 2011 cuando Soledad Lorenzo (Santander 1937) anunció el cese de la actividad de su galería, que cerró definitivamente sus puertas el 30 de diciembre de 2012. A lo largo de los más de 26 años que dirigió la galería madrileña y mientras desarrollaba su actividad, fue manteniendo en su poder obras de las que no se desprendía, bien por el carácter sentimental que para ella tenían algunas piezas, o porque no las vendió en su momento.

Aunque Soledad Lorenzo no se considera coleccionista, ha reunido una destacable colección, que supera las 600 obras, en las que queda incorporado el trabajo de más de 100 artistas, muchos de los cuáles han estado representados en su galería, otras proceden de adquisiciones en otras galerías y ferias.

La galería de Soledad Lorenzo, considerada una de las más relevantes y activas, ha sido un agente catalizador de la nueva visión que de las artes comenzaba a abrirse paso en la colectividad.

Para la pinacoteca, consecuentemente resulta de interés la aceptación de este conjunto de obras reunidas durante la trayectoria de Soledad Lorenzo, que permitirá reforzar núcleos ya existentes, como la obra de Palazuelo, Tàpies, Broto, Sicilia, Badiola o Jon Mikel Euba.