Colimenses participaron activamente en movimiento de Independencia

Para el ex presidente de la Sociedad Colimense de Estudios Históricos (SCEH), Noé Guerra Pimentel, el estado tuvo una participación con hechos especiales durante la lucha por la Independencia de México, entre ellos el jefe de suministros de don Miguel Hidalgo.

"A pesar de lo alejado de aquellos lugares donde se registraron las principales acciones, Colima se destacó por dos o tres acontecimientos que lamentablemente no hemos tenido la capacidad de ponderar como colimenses", comentó.

En entrevista con Notimex, el también director de Servicios Documentarios del Congreso del estado refirió que uno de esos hechos fue la participación directa de José Antonio Díaz con Miguel Hidalgo.

"Una vez que se levanta en armas Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor, Miguel Hidalgo, sobre el mes de diciembre un grupo de representantes, tanto religiosos como gubernamentales o líderes, no más de diez, se reúnen convocados por José Antonio Díaz", dijo.

Añadió que ello se debió a que este personaje había sido condiscípulo de Hidalgo, y posteriormente co-catedrático en la Universidad de San Nicolás, en Morelia antes Valladolid, "de tal modo que se enteran acá del levantamiento y se reúnen para ver qué estaba pasando".

De acuerdo a Noé Guerra, tal reunión se tomó como un supuesto complot, por lo que el subdelegado de ese entonces, de apellido Linares, los mandó aprehender, pero a ninguno le pudo comprobar que estaba complotando contra la Corona, por lo que los dejó libres.

Señaló que tan pronto salió de prisión, José Antonio Díaz fue a la ciudad de Guadalajara, Jalisco, para reunirse con Hidalgo, "quien le otorga un nombramiento importantísimo, el equivalente a Oficial Mayor, pues fue el jefe de suministros del Ejército Insurgente, que en ese momento ya contaba con más de 60 mil seguidores".

Refirió que habría durado poco en el cargo, "pues cuando se enfrentan en el Puente de Calderón el 17 de enero de 1811 y son derrotados por Calleja, con 6 mil soldados realistas contra 80 mil que ya traía Hidalgo, se pierde la figura de José Antonio Díaz".

Y añadió: "Sabemos que muere en las Filipinas, no sabemos en qué circunstancias, pero tuvo mucho qué ver en el movimiento de la Independencia y por eso la calle que lleva su nombre en esta capital".

En cuanto a un segundo suceso, explicó que se registró el 25 de agosto de 1811, consistente en una refriega entre insurgentes y realistas, en terrenos al sur de la ciudad conocidos en ese entonces como Llanos de Santa Juana.

Actualmente, esa superficie es un parque que precisamente lleva por nombre el de Miguel Hidalgo, y en donde está colocada una estatua en su honor, así como una réplica de la Campana de Dolores, obsequiada por el presidente de la República del 1 de diciembre de 1982 al 30 de noviembre de 1988, el colimense Miguel de la Madrid Hurtado.

"Ahí quedan muertos más de 700 insurgentes, los vence el coronel Del Río después de que habían llegado una semana antes, habían tomado la plaza de Colima, la habían saqueado, habían violado, habían robado y estaban aposentados", indicó.

Tras mencionar que es un hecho importante que también debe consignarse en la historia de Colima dentro del movimiento independentista, relató que muchos otros insurgentes lograron huir, por lo que se dio otra acción en la que dos curas tuvieron una participación relevante, al perseguir encarnizadamente a esos insurrectos.

"Hicieron sus propios ejércitos, uno fue el cura Monroy, de Tonila, Jalisco, que se va hasta la costa a perseguirlos, y otro es José María Jerónimo Arzac, a quien le debemos que Colima haya sido elevado a la categoría de ciudad el 10 de septiembre de 1824, pero que en 1811, tras la refriega y junto con el subdelegado Linares, mandan quemar el pueblo de Ixtlahuacán.

"Por la presunción de que los naturales o indígenas se iban a levantar en armas, no solamente quemaron sino que masacraron al pueblo, huyó la gente, y fue uno de los conjurados de diciembre anterior junto con José Antonio Díaz, quien como cura de Tamala se encarga de jalar a la gente que estaba oculta en las serranías", indicó.

A pregunta expresa, Guerra Pimentel aseveró que Miguel Hidalgo estuvo en Colima del 10 de marzo al 17 de noviembre de 1792, como párroco interino de la Parroquia de Colima, hoy la Catedral Basílica Menor de esta ciudad, y fue aquí donde cumplió 38 años de edad.

Dijo que, debido a ello, existen documentos parroquiales firmados por el Padre de la Patria.

"Cerca de 500 documentos, de los que poco más de 450 son de amancebamientos, de bautizos hay tres, todos firmadas por Hidalgo, documentos que están en El Beaterio, la Parroquia de San Felipe de Jesús, a donde fueron llevados en mil ochocientos cincuenta y tantos a causa de un ciclón, y ahí se quedaron", subrayó.

Finalmente, Noé Guerra reiteró que son hechos que deben ser ponderados por los colimenses, ya que Colima sí tuvo participación en el movimiento armado para la Independencia de México, sobre todo porque en esta entidad se observaron los excesos de ambos bandos. NTX/JARCH/AJV/PATRIA14