Expertos de Salud en Jalisco invitan a combatir obesidad en mascotas

La coordinadora estatal de Zoonosis de la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ), Daniela Ramos Ruvalcaba, dijo que la obesidad en las mascotas es uno de los trastornos nutricionales más frecuentes en animales de compañía, como perros y gatos.

Agregó que se trata de la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, "se habla de obesidad cuando un animal pesa más de 15 por ciento de su peso ideal".

Indicó que cerca de 50 por ciento de las mascotas sufren este problema, "la mala alimentación y sedentarismo no solo perjudican a las personas, sino también a los animales de compañía".

Explicó que las principales complicaciones que las mascotas obesas padecen son trastornos gastrointestinales, cardiovasculares y óseos, además de reacciones cutáneas e incluso diabetes.

Detalló que la falta de ejercicio aunado a una deficiente alimentación provoca problemas de estrés en perros y gatos, lo que repercute en padecimientos patológicos que van desde la sarna, gastritis y hasta trastornos de conducta.

"Para evitar que se presenten complicaciones en las mascotas por el exceso de peso hay que tener una dieta controlada, en este caso por el veterinario, además de ser indispensable el ejercicio diario", afirmó.

Comentó que alimentar a las mascotas con productos light no funciona, ya que éstos son más bien alimentos de mantenimiento para cuando el animal ha perdido peso o para su control.

Añadió que las comidas caseras tampoco son una buena opción, ya que son menos equilibradas que los productos comerciales y fomentan por lo tanto, que las mascotas que las ingieren puedan subir de peso.

"Una de las reglas básicas para evitar que se presente la gordura en los animales de compañía es quitarles los 'premios', ya que una galleta equivale a una hamburguesa en un perro, lo que supone un aporte muy importante de calorías; además, una patata frita contiene la sal que debe tomar el animal en una semana", advirtió.

Subrayó que es un hecho comprobado que los problemas de obesidad en perros y gatos son mayores cuando sus dueños también la padecen.

Puntualizó que el problema también se presenta con mayor frecuencia en los hogares de adultos mayores, en comparación con las casas encabezadas por dueños jóvenes o de mediana edad.