Sugieren cambio en criterios para fijar y revisar salarios

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Beatriz Zavala Peniche, consideró necesario que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) modifique sus criterios para fijar y revisar los salarios generales y profesionales al cierre de 2014.

Opinó que ese organismo tripartita debe considerar como criterio mínimo la referencia que hace el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) sobre la cantidad necesaria para que una familia adquiera la canasta básica.

Queda claro, dijo, que ha iniciado un proceso de transformación de las reglas del juego, por lo tanto no puede haber sectores que queden rezagados como son los trabajadores en espera de un mejor mañana.

"Nuevas reglas, nuevos criterios, ya que hay una institución mexicana con amplio reconocimiento como Coneval que ha establecido algunos criterios para dimensionar la pobreza, uno de ellos es el monto necesario para adquirir la canasta básica", expresó.

En entrevista expuso que hay reformas pendientes y una de ellas es la de los salarios mínimos, buscando ante todo que la gente pueda recuperar su poder de compra.

Indicó que se hará una petición formal ante la Conasami para que incorpore los criterios de Coneval como una opción válida a la hora de analizar los nuevos salarios, e insistió que es falsa la postura en el sentido de que elevar los ingresos de los trabajadores y de las personas más pobres genere inflación.

"Hay que ser más creativos y no sólo mantener una oposición sistemática. Nuestra propuesta de incorporar los criterios de Coneval ofrece una alternativa razonable", aseveró.

Por lo tanto, abundó, "creemos que el organismo tripartita debería de considerar la opinión ciudadana ya plasmada en las firmas para la consulta, y que el salario mínimo se fije conforme a la línea de bienestar social comenzando al menos con la línea de bienestar alimentaria y que el ingreso cubra cuando menos la canasta básica.

Insistió que la línea de bienestar social que señala el Coneval incluye la adquisición de satisfactores tales como vestido, transporte y educación.

También descartó que el alza en los salarios cause una crisis inflacionaria, pues se ha demostrado que éstas han ocurrido por otros factores como el endeudamiento público y factores externos a la economía nacional.