Niñas golfistas ponene en alto el nombre de México y Zacatecas

Llegar a ser las número uno del mundo y representar a México por mucho tiempo es el sueño de las hermanas Issabela y Regina de la Torre Salinas, de siete y 11 años de edad, quienes ya son campeonas mundiales de golf.

Hace apenas un año que la pequeña Issabela comenzó a practicar golf -cuando tenía seis-, y ahora ya es campeona mundial en su categoría. Por sus buenos resultados, ella ya se ubica en la historia del golf mexicano como la primera niña que a su corta edad y en sólo su primer año de golfista conquista triunfos internacionales.

Su hermana Regina, de 11 años, tampoco se queda atrás, también ostenta el título de campeona mundial de Putt. Igual que su hermanita, comenzó a practicar a los seis años de edad.

"No es fácil llegar a ser la campeona, tienes que practicar y practicar y practicar hasta que ya seas la mejor", afirmó Regina un poco tímida y en voz baja.

Ambas niñas ya pusieron en varias ocasiones el nombre de Zacatecas en alto, al ganar torneos de golf en giras infantiles y juveniles.

"Se siente muy padre ganar torneos", dice Issabela, quien actualmente es el primer lugar en la categoría de siete años y menores internacional.

Para llegar a esa posición, en el 2013 y 2014 la niña se ubicó en las cuatro primeros lugares en torneos de Aguascalientes, León y San Luis Potosí. Fue en este año cuando en una competencia en Querétaro ganó el primer sitio.

Con esos resultados, la zacatecana participó en el LXIV Campeonato Infantil-Juvenil XVIII Edición Internacional Playa del Carmen donde volvió a obtener el primer lugar en las categorías nacional e internacional.

Debido a ese hecho fue invitada por la Federación Mexicana de Golf a representar a México en el torneo U.S. Kids World Championship, en Carlolina del Norte, y ganó.

En ese mismo encuentro de Estados Unidos, pero en el torneo de Putt participó su hermana Regina, quien ganó, derrotando a cerca de 100 participantes de Italia, Francia, Inglaterra, Felipinas, Singapur, Japón, Estados Unidos, Argentina, Ecuador y México.

Ellas cultivaron el amor por el golf gracias a su padre Antonio de la Torre, que también desde pequeño lo práctica y que, rompiendo esquemas de que se trata de un deporte para varones, alentó a sus hijas a que lo practicaran, obteniendo excelentes resultados.

Su progenitor aseguró que él siempre ha apoyado y apoyará a sus hijas para que se desarrollen como golfistas, inclusive tienen como menta obtener una beca en una universidad de Estados Unidos gracias a sus habilidades deportivas.

Las niñas entre risas dicen que lo primero en estos mementos es la escuela, luego el deporte y después "todo lo demás". Issabela actualmente está en el segundo año de primaria y Regina, en sexto grado. Las dos están en el cuadro de honor al ocupar el segundo y cuarto lugar en calificaciones de sus salón, respectivamente.

A veces les da flojera entrenar, pero sus padres las hacen cambiar de opinión y las llevan a practicar todos los días, de 4 a 6 de la tarde. Luego llegan a casa, hacen la tarea y se duermen como a las 9 de la noche.

Su talento, esfuerzo, dedicación y disciplina coloca a estas dos niñas como grandes golfistas de Zacatecas. Su meta es alcanzar los niveles de la ex campeona mundial, Lorena Ochoa, con quien convivieron en su pasada visita de agosto a este estado, y para ello trabajan todos los días.