Monumento a Josefa Ortiz domina Plaza de la Corregidora en Querétaro

Desde el 13 de septiembre de 1910 luce la Plaza de la Corregidora con la imagen de Josefa Ortiz de Domínguez, heroína de la lucha por la Independencia de México, obra que estuvo a cargo del ingeniero Carlos Noriega, por mandato del presidente Porfirio Díaz.

La estatua en bronce de doña Josefa Ortiz de Domínguez, esposa del corregidor Miguel Domínguez, así como el esclavo, los bajorrelieves y las cuatro águilas fueron fundidas en Alemania.

La Corregidora empuña en lo alto de su brazo derecho, la antorcha de la libertad y el esclavo que se encuentra al frente en el basamento, voltea hacia arriba para observarla.

Según datos, la estatua del esclavo originalmente empuñaba en su mano derecha una espada corta, misma que pudo haber sido rota desde su inauguración en 1910 por la multitud que acudió al sitio.

En el histórico sitio, ubicado en la avenida Corregidora, lucen también cuatro águilas, una en cada esquina, descansan sobre cañones y banderas, así como la placa conmemorativa y tres bajorrelieves en los costados del pedestal.

En uno de los bajorrelieves aparece la imagen del cura Miguel Hidalgo y Costilla proclamando la Independencia, en el otro está Ignacio Pérez en su apresurada carrera rumbo a Dolores, y en el restante se aprecia la cerradura de la puerta por donde la Corregidora envió su mensaje a los conspiradores de 1810.