Ecuador considera injustificadas las marchas de los trabajadores

El gobierno de Ecuador consideró injustificadas las movilizaciones que los trabajadores convocaron para el próximo miércoles en rechazo a lo que calificaron como una "reducción" de sus derechos.

El ministro ecuatoriano de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco, dijo que las marchas anunciadas para el día 17, apoyadas también por sectores indígenas, "son políticas y no responden a demandas laborales".

Según el funcionario, "el diálogo ha sido permanente con los dirigentes sindicales y bases para construir el Código de Trabajo" y sus demandas han sido atendidas, por lo que las movilizaciones "no tienen razón" de ser.

En declaraciones citadas este viernes por medios digitales ecuatorianos, el ministro dijo que detrás de la jornada del miércoles "hay actores ocultos, que son los que el presidente Rafael Correa llama la restauración conservadora".

En su opinión, se ha convocado a movilizaciones para rechazar el contenido del Código Laboral, documento que ya no existe "porque se ha elaborado un nuevo borrador", que será socializado con los trabajadores y empresarios.

Las marchas contarán con el apoyo de agrupaciones indígenas que se unirán a la jornada para reclamar por "el cierre de escuelas interculturales en comunidades ancestrales, el catastro de tierras y violación a sus normas internas".

La protesta tendrá además el respaldo del Movimiento Popular Democrático (MPD), eliminado junto a otras tres fuerzas políticas ecuatorianas del registro electoral por no lograr los votos requeridos en dos comicios consecutivos.