Destacan en Venezuela reforma energética de México

Economistas y expertos del sector petrolero de Venezuela coincidieron hoy en destacar la reciente reforma que México realizó en materia energética y auguraron que promoverá la entrada de nuevos capitales y tecnologías.

También señalaron que Venezuela tiene pocas posibilidades de aprovechar la reforma energética mexicana, por falta de recursos técnicos y capacidad financiera.

En tales términos se manifestaron en entrevistas por separado con Notimex el consultor petrolero Juan Carlos Sosa Azpúrua y Víctor Salmerón, economista y experto en temas petroleros.

Sosa Azpúrua señaló que la reforma energética en México es "un paso gigantesco que era necesario hacerlo".

"Esa es un reforma que me parece una maravilla que se esté haciendo", sostuvo, ya que permitirá la entrada de nuevos capitales y tecnologías.

Lamentó que Venezuela intentara en los años 1990 la apertura del sector al capital privado, lo que elevó la producción hasta más de 3.5 millones de barriles diarios, pero que tras la llegada de Hugo Chávez al poder el proceso se revirtiera y se expropiaran empresas.

El director de la firma de análisis "Petróleo YV" consideró que en el caso de México, "abrir el sector a inversiones de esta naturaleza en un proceso de licitación bien llevado podría reportarle a México un renacimiento de su industria petrolera".

Una empresa como Petróleos Mexicanos (Pemex) más competitiva y la llegada de actores con nuevos capitales podría permitir a México incrementar su producción petrolera, subrayó Sosa Azpúrua.

Salmerón resaltó por su parte que el futuro de la industria petrolera mexicana, en el contexto de la reforma, podría ser muy promisorio, siempre y cuando Pemex realice los programas puntuales de inversión para autoabastecerse y exportar el producto.

También indicó que no visualiza "ningún acuerdo o alianza estratégica importante entre Venezuela y México, ahora que este último país decidió abrir su industria petrolera a la inversión privada".

Salmerón, egresado del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), enfatizó que no la concibe "por el pésimo desempeño que en los últimos quince años ha tenido PDVSA, una empresa que hoy se encuentra literalmente quebrada".

Sosa Azpúrua coincidió en que Petróleos de Venezuela (PDVSA) "no tiene la capacidad de hacer inversiones, no tiene ninguna capacidad financiera, no tiene ninguna capacidad tecnológica, no tiene capacidad de recurso humano, lamentablemente".

Criticó que PDVSA esté "quebrada" pese a que Venezuela cuenta con las mayores reservas de crudo del mundo.

Recriminó que en los últimos 15 años el gobierno venezolano ha prometido construir decenas de refinerías dentro y fuera del país, pero sólo concretó la modernización de la refinería de Cienfuegos, en Cuba.

El desempleo petrolero de 2002, cuando el gobierno decidió despedir a 20 mil técnicos y profesionales de PDVSA, marcó el punto de quiebre para la empresa, cuya nómina es tres veces mayor pese a producir menos crudo que antes, lamentó.

Salmerón sentenció que los actuales gerentes PDVSA han expuesto ante el mundo su fracaso como gestores de un negocio que genera dividendos en cualquier parte, por lo que le será muy difícil lograr nuevos y eventuales socios.

Refirió que prueba de este fracaso es el proyecto con China para la exploración y explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco, donde Venezuela no ha podido cumplir con la producción temprana de crudo en las condiciones y términos que prometió.