Nueva Alianza pugnará porque aterricen las reformas

Las reformas estructurales colocan a México en el umbral de una nueva era, por lo que es tiempo de una revisión del modelo de desarrollo para hacerlas efectivas, afirmó la diputada María Sanjuana Cerda Franco, de Nueva Alianza.

Al fijar la postura de su partido, en el marco de la entrega del Segundo Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión, ratificó el compromiso de vigilar que las reformas se apeguen al espíritu de la ley, para construir un país habitable para las futuras generaciones.

"Nos corresponde ahora, vigilar que la aplicación de las reformas se apeguen al espíritu de la ley, evitar que las resistencias terminen por desvirtuarlas o limitarlas", anotó.

Expuso que para transitar a una nueva etapa histórica de desarrollo y convivencia social, es indispensable recuperar la confianza, pues actualmente las y los mexicanos han perdido la confianza en las instituciones, en los representantes, en el vecino.

Cerda Franco refirió que la falta de confianza genera muchos males, como la costosa regulación en ámbitos como el electoral y el fiscal, al reconocer que los legisladores se encuentran dentro de las figuras públicas con menor reconocimiento social.

De tal suerte, llamó a sus homólogos a recuperar la confianza ciudadana en el Congreso de la Unión, porque es pilar de la democracia representativa y esencia de la reforma republicana de división de poderes.

Consideró que un primer paso para ello es transparentar el ejercicio de recursos de las Cámaras, "estableciendo mecanismos de rendición de cuentas claras, como una forma de tener legitimidad para exigirlo a los otros poderes públicos, congruencia de este Congreso".

La legisladora dejó claro que sin credibilidad los poderes públicos carecen de legitimidad, lo cual deteriora la estabilidad y pone en peligro la convivencia civilizada.

En ese marco, dijo que para Nueva Alianza la clave para recuperar la confianza en las instituciones e incrementar los niveles de legitimidad en el Estado, radica en elevar sustancialmente la calidad de la democracia.

Resaltó que si bien las reformas constitucionales trajeron consigo tres importantes instrumentos de democracia directa como son la consulta popular, la iniciativa ciudadana y las candidaturas independientes, es necesario figuras como el referéndum y la revocación del mandato.

Además, esquemas de interlocución entre la ciudadanía y el Poder Judicial, de ahí que su partido propondrá "un nuevo instrumento de democracia directa: que los ciudadanos y ciudadanas puedan ejercitar acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación".

Opinó no obstante, que esos instrumentos corren el riesgo de desvirtuarse si los intereses político-electorales los manipulan y pervierten como a su juicio ocurre en estos días con la figura de consulta popular.

Cerda Franco refirió que su partido participó en el proceso de reformas que coloca a México en una nueva era en donde la legitimidad sólo se construye con la participación democrática de las minorías.

La sociedad ya no tolera más corrupción, más impunidad e ineptitud, por lo cual llamó a poner en una caja de cristal el ejercicio de gobierno y establecer sanciones ejemplares a quienes defrauden la confianza ciudadana.