Reeligen a titular del futbol boliviano en medio de incidentes

El presidente de la Federación Boliviana de Futbol (FBF), Carlos Chávez, fue reelecto hoy en el cargo para un nuevo periodo, en medio de incidentes que incluyeron la activación de gases lacrimógenos y una amenaza de bomba.

"Me siento honrado, éste es mi tercer mandato que voy a comenzar. Me siento más legítimo que antes y con esa fortaleza que me ha dado esta dirigencia", dijo Chávez en declaraciones a periodistas en Trinidad, capital del departamento del Beni.

El reelecto titular de la FBF debió juramentar en una plaza de la ciudad debido a la amenaza de una bomba que presuntamente había sido colocada en la sede de la Compañía de Telecomunicaciones Trinidad (Coteautri), donde sesionó el organismo deportivo.

Tras el desalojo de los miembros de la FBF desde el auditorio de la Coteautri, como medida de precaución para garantizar la integridad de los asistentes al congreso, la elección y posterior posesión de Chávez se desarrolló a la intemperie en la plaza Doris Natusch.

El comandante de la Policía en el Beni, Guido Parada, informó que se recibió una llamada anónima advirtiendo que un artefacto explosivo estaría por explotar en la Coteautri cuando sesionaba el cónclave de la FBF.

El presidente de la FBF ha sido blanco de fuertes cuestionamientos a su gestión, a la cual responsabilizan de llevar al futbol boliviano a alojarse en el sótano de las competiciones sudamericanas.