Presidente Obama promete ganar lucha por derechos de los trabajadores

El presidente estadunidense Barack Obama prometió hoy ganar la lucha por el mejoramiento de la clase trabajadora, incluida la igualdad salarial y el aumento al salario mínimo, en el marco de la celebración del Día del Trabajo.

"Como en el pasado, hoy en día hay gente que está peleando en contra del derecho al cuidado médico para todos, o a salarios justos, o están luchando contra el mismo pago por el mismo trabajo, pero vamos a ganar esas luchas también, lo prometo", señaló el mandatario.

En la Feria del Trabajo realizada en el Parque Henry Maier en Milwaukee, Wisconsin, Obama dijo que alcanzar resultados puede ser "lento y frustrante", pero Estados Unidos es una historia de progreso, dijo.

"Algunas veces sólo consigues la mitad o un cuarto del todo, pero si miran en nuestra historia, la historia es de progreso y es porque siempre ha habido estadunidenses que tienen el coraje de marchar y organizarse", remarcó.

Destacó el debate nacional sobre el aumento del salario mínimo, y recordó que en 13 estados y el Distrito de Columbia ya se aprobaron aumentos, y en otros cuatro se votará el incremento en referendos en las próximas elecciones de noviembre.

La Casa Blanca solicitó al Congreso aprobar un aumento al salario mínimo nacional de 7.5 a 10.10 dólares la hora, hasta ahora sin éxito.

Obama indicó que los argumentos de los opositores, según los cuales la medida evitaría la creación de empleo, ha probado ser falsa en los estados donde ya se incrementó el mínimo ingreso.

En su discurso dedicado a la clase trabajadora, Obama destacó la oposición de los republicanos en el Congreso a cualquier propuesta para el crecimiento económico, desde las mejoras de infraestructura hasta la reforma al sistema migratorio.

Ideas como el salario igualitario para las mujeres, cuidados para los hijos de madres trabajadoras, o que aquellos que trabajan tiempo completo no vivan en la pobreza, "no son antiestadunidenses, sino las que construyeron Estados Unidos".

Recordó el poder del voto y de la organización para lograr los cambios necesarios, y advirtió que existen "intereses especiales" que buscan permanecer en el poder y dividir a los trabajadores.

Obama se refirió a los progresos económicos registrados durante su administración y destacó que la economía y los trabajadores están mejor que cuando él llegó a la presidencia.

Apuntó que a pesar de quienes se oponen a las políticas propuestas para el mejoramiento económico, a quienes llamó "cínicos", hay progresos, "Estados Unidos está tocando el cielo", remarcó.

Añadió que pese a la oposición aumentó la creación de empleo, los trabajadores tienen seguro médico y los estudiantes van a universidades que antes no podían pagar.