Elías Azar reitera necesidad de mayor presupuesto por reforma penal

En caso de que no se garantice para los tribunales de justicia un flujo suficiente de recursos, que no estén sujetos a negociación política, la reforma penal no caminará con buen destino, afirmó Édgar Elías Azar.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) consideró que en dos o tres años se sentirían los efectos, "si no se le garantizan recursos a los poderes judiciales de las entidades", en una acción "que corresponsabilice a las autoridades federales y locales".

Entrevistado al finalizar la inauguración de la Séptima Feria Nacional del Libro Jurídico en las instalaciones del tribunal local, habló respecto al próximo presupuesto para el Poder Judicial capitalino, y de los retos que implicaría el nuevo sistema de justicia.

En su opinión, debe ser un presupuesto muy abultado, muy demandante de recursos, porque incluirá la construcción de los edificios para los juicios orales en delito grave en todos los reclusorios; "sí va a ser un presupuesto de mucho peso para el gasto público".

Actualmente, se están cotizando esos inmuebles, "pero sí creo que va a ser un aumento muy significativo, y que va a ser de momento nada más, después ya pelearemos el tema del gasto corriente".

Elías Azar recordó que el presupuesto para este año fue de casi cuatro mil millones de pesos, que han servido para el gasto de operación normal, el gasto irreductible.

Adicionalmente a esa suma, comentó que ya han sido beneficiados con varias ampliaciones que autorizó el jefe de gobierno para la remodelación y construcción de las salas orales, donde se tratarán los delitos no graves y de querella, que están ya en proceso de obra.

Es cierto que la justicia es gratuita, pero nunca nadie dijo que su operación fuera barata; "es una operación muy costosa para el Estado y, lamentablemente, el Estado tendrá que pagar y afrontar el tema, si es que queremos nosotros que nuestra reforma penal camine con buen destino".