Amapola y Zeuxis quieren llevarse la "Copa 81 aniversario" del CMLL

Satisfechas porque fueron tomadas en cuenta para la función del 81 aniversario de la lucha libre en la Arena México, Amapola y Zeuxis se declararon listas y motivadas para conquistar el título que disputarán con seis gladiadoras más.

Junto a Marcela, Princesa Sugehit, Estrellita, Goya Kong, Tiffany y Dallys, Amapola y Zeuxis buscarán conquistar la "Copa 81 aniversario", por la cual pelearán el próximo 19 de septiembre, cuando Atlantis y Último Guerrero pongan en juego su máscara.

"Estamos felices de que el Consejo Mundial de Lucha Libre nos tomara en cuenta en esta función magna, tener cuatro rudas y cuatro técnicas, las mejores cartas que tiene la empresa, creo que todas vamos a querer ganar esa copa", dijo Guadalupe Olvera.

De visita en Notimex, la ruda, quien comenzó su gusto por este deporte tras acudir a una función, dejó en claro que todas las luchadoras están capacitadas para llevarse la victoria, aunque de inmediato agregó: "estoy segura de que voy a ganar esa copa como me he llevado varios cinturones".

Pese a su experiencia, dijo que no deberán confiarse de las más jóvenes de sus rivales ni menospreciarlas, "arriba somos luchadoras y tienes que rendirlas sea quien sea, no importa si eres de experiencia o eres joven, sale sobrando, la que tenga más hambre de triunfo se va a llevar la copa".

La enmascarada, por su parte, se mostró feliz, pues con apenas cinco años dentro del CMLL ya fue tomada en cuenta para una función de aniversario, situación que tratará de aprovechar.

"He trabajado cinco años para estar en un aniversario y por primera vez se me toma en cuenta. Sobresale la experiencia de la juventud, soy de las tres más jóvenes, ellas tienen experiencia pero podemos sorprender, puede ser que gane, puede que no, pero estoy contenta por ser parte del aniversario", dijo.

Tras recordar que una lucha que presenció entre Marcela y Dark Angel la motivó a entrenar para integrarse al arte del pancracio, dijo que ya inició su preparación con el maestro Negro Navarro, pues quiere llegar en las mejores condiciones a la batalla.

"Tengo que aprender a controlar mis respiraciones, poner mi cuerpo al máximo, al 100, tenemos hambre de triunfo, eso vale muchísimo; a pesar de la experiencia de ellas, las ganas de salir adelante y de llevarse la copa pueden dar mucho de qué hablar", concluyó.