Paramilitar acusa a Uribe de extraditarlos para silenciarlos

El ex jefe paramilitar colombiano Salvatore Mancuso acusó al expresidente, Álvaro Uribe, de extraditarlos a Estados Unidos para evitar que dijeran la verdad sobre él y personas de las altas esferas del poder.

En entrevista que publicó este lunes el diario local El Tiempo, el ex líder de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), dijo que la extradición fue un error y fue usada por Uribe "para silenciarnos e incumplirnos".

"Cuando comenzamos a confesar las verdades que afectaban al presidente Uribe, o a personas cercanas a él, y de alto poder de las altas esferas, fue cuando decidió incumplir los pactos y ordenó nuestra extradición", añadió Mancuso.

Aseguró que muchas verdades se contaron sobre nexos de políticos, militares y ganaderos con los grupos paramilitares, pero quienes estaban colaborando con la justicia "terminaron muertos o detenidos en una cárcel para callarlos".

Según Mancuso, "algunas verdades están en los archivos de despachos judiciales o no alcanzaron ni siquiera a llegar allí, muchas verdades no han trascendido a los medios y por eso se deja la sensación de que no se contó toda la verdad".

Las AUC, acusadas de múltiples crímenes en Colombia, aceptaron abandonar las armas en 2004, a cambio de beneficios judiciales como penas bajas de prisión y la garantía de que sus jefes no fueran extraditados a Estados Unidos.

Sin embargo, en 2008, el gobierno de Uribe decidió entregar a los principales cabecillas de la organización paramilitar a la justicia de Estados Unidos, país que los requería por narcotráfico.

Por lo ocurrido, Mancuso consideró que en el proceso de paz que se lleva a cabo entre el gobierno del presidente, Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no se pueden repetir los errores.

El extraditado se mostró de acuerdo con penas alternativas para la guerrilla, diferentes a la cárcel, si es que de verdad existe la voluntad de alcanzar la paz para Colombia, tras medio siglo de conflicto armado interno.

"Penas alternativas diferentes a la cárcel en igualdad de condiciones para todos, son necesarias para alcanzar la paz", añadió el ex jefe de las AUC.